Loading

Morena, cascajo y deshechos políticos…

López Obrador ha dicho que la tercera es la vencida y en este su tercer intento por arribar a la Presidencia de la República está dando indicios desesperados por olvidar todo aquello y aquellos que calificaba como miembros de la “mafia del poder” y que indudablemente ostentaban la bandera de la corrupción y la impunidad.
Ahora muestra otra faceta, la cínica por excelencia que siempre ha mostrado y la desvergüenza con que ahora se conduce abiertamente en su afán por hacerse de los cuadros rechazados tanto del PRI como del PRD y del PAN, ello muestra su desesperación-obsesión por ganar la presidencia al costo que sea.
López Obrador está aprovechando la decadencia de la partidocracia y el enfado de la sociedad que anhela un cambio, los partidos se perdieron entre el poder cupular de unos cuantos y las prebendas partidistas. De esta manera, busca atraer a aquellos que no han podido encontrar un lugar en los otros partidos y de esta manera rellenar sus huecos con los políticos de deshecho, sobre todo en las entidades donde Morena tiene una presencia baja. Durango es un ejemplo de ello, y no es Morena sino el PT que va en alianza con aquél el que ha acercado la botella de miel como trampa para moscas, a los políticos priistas que sin convicción, muestran su poca valía y la simpleza de un comportamiento advenedizo y oportunista, chambistas de medio pelo, intrascendentes y poco eficientes,
todos ellos sin méritos, pues arribaron a sus puestos porque alguien los puso allí. Lo que uno se pregunta e incluso lo hacen los que ya se sumaron a Morena, ¿Qué le pueden beneficiar estos personajes simplones, oportunistas y desleales a Morena? Nada, lo que pretenden es aprovecharse del peso y arrastre de López Obrador, ellos no aportan algo tangible, finalmente son simples ciudadanos que no representan gran cosa, ¿Ya se olvidó Otniel del fraude que ayudó a perpetrar a la Fundación Mariana Trinitaria en los tiempos de Ismael?
El último ejemplo es la inclusión de Napoleón Gómez Urrutia en la lista de senadores plurinominales de Morena. Este exlíder sindical de los mineros huyó a Canadá cuando una explosión en la mina de Pasta de Conchos -2006- cobró decenas de vidas y fue perseguido por la Interpol acusado de defraudar 55 millones de dólares de sus trabajadores. López Obrador le prometió las condiciones adecuadas para que regrese de su exilio.
López Obrador está recogiendo cascajo y basura política, no importan los antecedentes de las personas que recluta, que no se sabe también ni se puede precisar cuántos votos le pueden atraer, su objetivo el llenar las boletas electorales con sus candidatos en las entidades donde su presencia es débil a final de cuentas no pierde nada y sí en cambio puede pescar algo de votos.
Sin embargo, López Obrador olvida experiencias pasadas en este sentido. Recoger cascajo te puede dar votos hoy, pero te crea corrupción mañana. El PRD reclutó en 2010 a Ángel Aguirre-exmilitante del PRI- para ser candidato en Guerrero y tiempo después estalló un grave problema de corrupción y violencia en esa entidad -él era quien gobernaba durante el episodio de Ayotzinapa-, fruto de un gobernador omiso, irresponsable y con una personalidad clientelista.
También en Chiapas, López Obrador apoyó a Juan Sabines, en 2006, un candidato que había militado en el PRI. Fue postulado por el PRD, PT y Convergencia -hoy Movimiento Ciudadano- y el resultado fue un gobierno de frivolidad y de presunta corrupción. La Auditoría Superior de la Federación detectó irregularidades durante su administración que suman 40 mil millones de pesos. Hoy es cónsul en Orlando gracias a que el gobierno de Enrique Peña Nieto lo designó, es el pago que tradicionalmente hace el PRI a quienes son afines a sus intereses.

Comentarios:
observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook