MINUTO X MINUTO

Obra pública municipal 2017


Fui invitado a un desayuno en donde el director de obras del municipio Rosales Badillo dio a conocer el cierre de obras de este 2017. La verdad es que fue una charla interesante, Rosales Badillo suele ser didáctico, se apoya con diapositivas y otros elementos tecnológicos para detallar su exposición.
Quizá el responsable de la obra municipal podría manejar el antes, el después y la prospectiva de cada obra, un poco más de manejo estadístico en cuanto a impactos sociales, porque no se dijo de bien a bien ni de mal a mal los impactos en cuanto a lo que representan las obras en salud, seguridad, cohesión social, restructuración del tejido social, mejoramiento en la convivencia familiar, sus impactos en el desarrollo artístico, cultura, y mejoramiento del núcleo familiar. Se mencionaron estos temas de manera muy general.
Es una lástima que no se hayan detallado estos aspectos porque hay algunas obras que tienen particular importancia, esperemos que para la próxima se haga una exposición mejor.
Nosotros planteamos que se deben evitar las obras que al corto tiempo se conviertan en elefantes blancos, pero no solo eso, obras pequeñas en lagartijas blancas por haberse planeado para el lucimiento, la fotografía, salir en medios y olvidarse de las mismas a corto plazo, lo que no solo es algo inútil, sino que se traduce en el despilfarro de los recursos con los que se cuenta.
El proyecto de obra municipal es interesante, va del cuidado de las mascotas y la atención médica de las mismas hasta la orientación artística en las colonias o la atención de usuarios de drogas.
Los centros de detención de la Policía Municipal que se construyeron en colonias y fraccionamientos poca utilidad tuvieron, ahora se reorienta su uso para convertirlos en centros de talleres artísticos y creativos en donde jóvenes, niños, señoras y señores asistan a los talleres de música, quizá de pintura y literatura. Nosotros lo vemos como un sueño, pero así se forjan las realidades, soñándolas y luchando por su realidad.
Este proyecto, independientemente de quien esté en el Gobierno Municipal debe de tener una continuidad, el arte es una gran vacuna contra la drogadicción, se incrementa el acervo cultural y se cohesiona la comunidad.
Estos centros de acercamiento al arte en un futuro podrían contar con maestros profesionales surgidos de la academia de la escuela de pintura y artes plásticas, o de la escuela de música, maestros que pudieran desarrollar un programa mucho más completo, y que de los talleres no solo se toque un instrumento, sino que se lea música, se conozcan las técnicas de pintura y escultura y se generen empleos para los profesionales del arte, generalmente marginados y excluidos de las fuentes de trabajo.
Y qué decir de la clínica municipal contra las adicciones. En el país y por supuesto en Durango crece el número de jóvenes desquiciados por el consumo de drogas, es de particular importancia que haya centros de apoyo para estos pacientes y sus familias. En estos centros se abre la posibilidad a futuro de que crezcan y cuenten con subsidio suficiente para integrar a psicólogos, trabajadoras sociales, nutriólogos, y otro tipo de profesionales, de esa manera no solo dar atención a pacientes adictos, sino abrir fuentes de trabajo para este tipo de profesionistas.
El Hospital Veterinario es otro proyecto importante, las mascotas cada vez se integran más a las familias, es cierto, pero aun es deficiente la cultura de su cuidado, la clínica de mascotas no solo se debe ver en el sentido estrictamente médico, sino en un detonante para generar la cultura del cuidado, ahí a futuro hay otro campo de acción para veterinarios. Nos dio gusto que aparte de la obra rutinaria se exploren otras posibilidades para que el Gobierno Municipal diversifique el servicio a la comunidad. O no.