MINUTO X MINUTO

PRI, si en verdad te quisieran…


Son ellos, los propios priistas quienes le han dado muchas vueltas a la situación actual en que viven, así lo muestran sus actitudes asumidas ante la falta de dirigencia partidista y sobre todo en la forma en que han dejado que poco a poco este partido antes poderoso, se vaya diluyendo y esté ausente cada día más y más en la memoria social.
Bien decían los viejos: “Poderoso caballero en don dinero”, el dinero mueve conciencias, manipula y hace dependientes a quienes caen en sus manos, así, con dinero el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se ganaba a las comunidades, así, sólo con dinero, movía a sus “operadores” quienes no eran más que unos empleados que se sumaban a ellos por la propia necesidad en primer lugar, y segundo, con la esperanza de que algún día fueran considerados a un puesto de elección popular que aunque modesto, les permitiera ir escalando poco a poco y ocupar otros puestos de mayor relevancia. Y todo esto se está perdiendo, ya lo decíamos, el PRI sin dinero no se mueve.
Bien, pero ahora vayamos a analizar la otra cara del priismo en Durango y creo sucede en todo el país. Resulta que en tiempos de crisis priista, todos los grandes personajes políticos cobijados por este partido desaparecen, se vuelven vergonzantes y sólo hablan cuando se ven obligados a explicar la situación de su partido a la que le dan muchas explicaciones que en realidad no alcanzan a dilucidar la verdad de lo que verdaderamente le sucede al tricolor y esto pasa porque no se atreven a aceptar la verdad o no la quieren reconocer y ante ella se agachan y se vuelven omisos y sumisos de aquello que no quieren aceptar.
Pero estos grandes personajes que vivieron del PRI y se enriquecieron durante más de 88 años en el poder, ahora no se atreven a reunirse civilizadamente para analizar la situación que se vive al interior de su partido y comenzar por lo esencial: hacer que el partido recobre la vida política y comience a operar gradualmente de conformidad a ellos mismos, que los beneficiarios del partido tricolor, se pongan de acuerdo y aporten cada uno un poquito de lo mucho que le deben.
Esto requiere hacer una gran convocatoria estatal y se reúnan todos aquellos que han ocupado un puesto público o de elección popular: gobernadores, senadores, diputados federales y locales, presidentes municipales, síndicos, tesoreros municipales, regidores, empresarios, constructores, comerciantes, líderes de la CTM, CNC, CNOP, funcionarios públicos, en fin de que todos aquellos que de una forma u otra, hayan ocupado o usufructuado de un puesto público, si lo hacen, encontrarán una lista interminable y sobre todo deberán encabezarla los verdaderos causantes de haber propiciado que el PRI en Durango perdiera el poder, sí, nos referimos a los dos últimos gobernantes quienes deben encabezar ese listado de benefactores de su partido aportando un poco de lo mucho que éste les dio.
Si esto no es posible que lo logren quienes aspiran que su partido regrese a sus días de gloria, no se ve por ningún lado que la unidad que tanto se profesa muestre ese músculo que tanto presumieron por más de ocho décadas.
El rescate financiero de su partido debe ser la prioridad, para que la máquina comience a caminar y tener presencia social, claro que no va ser como antes que se repartían miles y miles de despensas y que no olviden que no obstante haber repartido mucho más de lo que tradicionalmente se hacía, perdieron. ¿Entonces? La tarea no es fácil y cualquiera que arribe a la dirigencia priista en la entidad no tendrá un día de campo.
La única militante priista que ha manifestado asumir los costos financieros para que el partido “funcione y opere” más o menos con regularidad, es Leticia Herrera Ale, presidenta municipal de Gómez Palacio quien no deja de trabajar por su partido en el Municipio que gobierna, sino también en toda la Comarca Lagunera de la entidad.
Si lo analizamos de esta forma, la situación del PRI no es fácil de solucionar y como ya lo asentamos arriba, quien arribe a la dirigencia del PRI en la entidad, tendrá una tarea difícil, será similar a la enorme chamba que la anterior administración del gobierno le heredó al gobierno del cambio, que paso a paso muestra ese cambio que la sociedad anhelaba.
Con Lupa: En el Ayuntamiento de la Capital al parecer cuenta con dos frondosas nopaleras, sólo que llenas de espinas, las mismas que las entorpecerán a que den frutos.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres