Radiografía del poder VI y último


Hemos analizado los factores que directamente han incidido hasta ahora, en el desempeño del gobierno de la entidad, especialmente del Ejecutivo que debe llevar las riendas del desarrollo, el bienestar, la seguridad de las personas y sus propiedades entre otras tareas.
Se requiere tomar medidas correctivas precisas tanto en la forma en que actualmente se conducen las distintas áreas del Ejecutivo, así como de los titulares de cada una, de los que, algunos deben ser removidos en virtud del bajo desempeño o haber asumido un papel inapropiado al frente del cargo.
El tiempo apremia, es un recurso no renovable, además, que es hora de que los recursos públicos de todos los programas federales comiencen a fluir, ello precisa contar con personal capacitado, que satisfaga las pruebas de confianza, honradez y profesionalismo, con un amplio compromiso social y servicio a la sociedad, cualidades que permitirán que cada uno de los programas a su cargo, cumplan con sus objetivos y metas en beneficio de la sociedad a quien sirven.
Aunado a lo anterior, la supervisión y coordinación afianzadas con la información oportuna y la comunicación entre las áreas su presencia ante la sociedad será bien recibida y aún más, si las diversas dependencias concurren a los municipios o comunidades juntas. Así, la presencia del gobierno se verá fortalecida y la confianza en el gobernador, mantendrán su reconocimiento.
Otro factor que coadyuvaría al mejor desempeño de las acciones de gobierno, indudablemente sería el cambio de delegados federales, con nuevos elementos y comprometidos plenamente con sus propósitos y el desarrollo de nuestra entidad.
El relanzamiento del gobierno requiere de los ajustes y cambios del gabinete, algunos de sus miembros desviaron su encomienda por actividades políticas que no les corresponde; otros, la soberbia, no les permite acercarse a la gente a la que deben atender y escuchar; algunos más, están en sus oficinas, pero aún no acaban de perfilarse cabalmente en su cargo; los hay quienes no han entendido y continúan sin entender, cuál es su papel.
Resalta el trabajo de varios funcionarios que desde que inició el gobierno han trabajado con dedicación y empeño y están dando resultados.
Los medios de comunicación en general, deben tener mayor presencia tanto para hacer un seguimiento puntual del desempeño del gobierno como la satisfacción de las demandas de la sociedad, de ellos se demanda información oportuna, veraz y verificable a fin de que los ciudadanos puedan tomar sus propias decisiones sobre la gestión de gobierno en lo general y en lo particular.
Pero por otra parte, no se nota la presencia de negociadores y operadores quienes son necesarios para destrabar ciertos conflictos o asuntos pendientes de solucionar de algunas comunidades o grupos que deciden manifestar su inconformidad por medios violentos y otras formas de canalizar su malestar. Estos asuntos requieren tiempo y dedicación donde no cabe la distracción pues se perdería el avance de las pláticas y reuniones, de lo contrario, se retrasaría la negociación.
Desde que arribó José Aispuro Torres a la más alta envestidura en la entidad, hemos planteado propuestas y críticas, también se han señalado diversas deficiencias, no obstante, todas ellas es lo que cualquier ciudadano con sentido común advierte, pero todo va encaminado a aportar algo que redunde en beneficio a los duranguenses.
Todo ciudadano debe aportar su granito de arena las ideas son las que trascienden, todos somos responsables de nuestro bienestar, es por ello, que nuestra participación toma un papel relevante en el proceso de desarrollo de la entidad.
Toca el turno a los partidos políticos para que Durango logre insertarse en la ruta del desarrollo, pero son ellos los que deben aportar lo mejor para proponer más y mejores iniciativas de ley que nos permitan contar con un entramado jurídico que dé certeza y seguridad a los agentes de desarrollo, inversionistas e industriales que desean invertir aquí sus capitales. Ya no es tiempo de mezquindades sino de sumarnos todos en torno al gobierno de Rosas Aispuro.
Los industriales de todas las ramas, también están obligados a sumarse a esta cruzada, siempre hablan de altos impuestos y la carestía. Deberían reunirse y juntar una bolsa de recursos y hablar con el Gobernador sobre lo que pretenden desarrollar, señalando de manera precisa qué es lo que desean que el gobierno le conceda.
Quejas y quejas no aportan nada, si invierten seguramente se les apoyará, pero deben dar también un paso al frente, pero no con las manos vacías. Recuerden que las victorias no se logran con lamentaciones.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres