Loading

Osorio, buenas cuentas

Pepe Grillo

A pesar de que se realizaron en un ambiente de alta tensión, las elecciones del pasado domingo concluyeron con el reporte de saldo blanco.
El operativo de seguridad implementado por el gobierno federal y los gobiernos estatales, coordinado por el secretario Miguel Osorio Chong, funcionó.
El resultado fue que los ciudadanos pudieron ejercer su derecho a sufragar sin cortapisas. Se trata, hay que decirlo, de una aportación importante a la vida democrática.
El logro debe medirse desde la perspectiva de que fueron, en palabras del propio funcionario federal, las campañas más despiadadas, por lo que era necesario contar con un operativo que otorgara garantías plenas a la ciudadanía. Se logró.

Igual pero diferente
Son las mismas fracciones parlamentarias, pero no son iguales a las que eran antes de la jornada electoral.
El resultado de la elección tendrá resonancia en el Congreso, en algunos aspectos de manera sutil, pero en otros de forma contundente.
Los cambios en al mapa político nacional ahí quedan: hoy están pintados de azul varios estados que siempre fueron tricolores. La voz del PAN se escuchará más nítida.
Las disposiciones anti corrupción son ineludibles. A todos los partidos políticos les conviene avanzar en la materia que fue un factor influyente en el sentido del voto del pasado domingo.
Las cosas en el Congreso parecen igual, pero cambiaron.

Pronta y expedita
La reforma al sistema penal inicia el 18 de junio.
Se trata, sin exagerar, de la transformación jurídica más importante en décadas. Es un cambio de paradigma.
El cambio de modelo busca contribuir a eficientar la administración de la justica en el país.
La idea es dar sustancia a la frase de tener una justicia pronta y expedita, lo que derivará en que el sistema de impartición de justicia recupere la credibilidad perdida.
Es por demás necesaria, pero ¿Está listo el nuevo sistema? Debe pasar de la implantación a la consolidación en el menor tiempo posible.

Vivir en Veracruz
Miguel Ángel Yunes corona una larga y controvertida carrera política con la gubernatura de Veracruz.
Era la joya de la corona. La ganó en el curso de una de las campañas más rudas de que se tenga memoria, en el estado que tiene el tercer padrón electoral más nutrido del país.
Yunes hizo a Crónica una declaración sorpresiva sobre su futuro político. “Quiero quedarme a vivir aquí en Veracruz y pasear por las calles y correr por el bulevar como ahora lo hago”.
Para conseguirlo tendrá que entregar buenas cuentas en un gobierno de sólo dos años. La campaña generó enormes expectativas, comenzó la maniobra de aterrizaje. Será complicada.

Comenta con Facebook