MINUTO X MINUTO

El PAN en su propio laberinto


A unos cuantos días que se termine el plazo para el registro de aspirantes a algún espacio a la cámara de diputados federal, el Partido Acción Nacional sólo tiene inscritos a tres aspirantes. Dos para el senado y uno para el IV Distrito Federal. ¿Por qué la sospechosa indiferencia de los panistas para inscribirse por uno de estos espacios? Trataremos de explicarlo.
1.- Entre uno de los muchos errores que aún se le siguen recordando a Ricardo Anaya, precandidato a la presidencia de la República, fue el haber cedido a Movimiento Ciudadano (MC) la primera posición de la lista al senado de la República, esto, dentro de los acuerdos que Ricardo Anaya hizo, como presidente del PAN, con quienes conforman la coalición Frene por México, integrado por el PRD y MC.
El error consistió en que la entrega del espacio panista a José Ramón Enríquez Herrera, no pasó por el escritorio del jefe político del PAN, José Aispuro Torres. Pero la gota que derramó el vaso, fue que Movimiento Ciudadano, pretendió, además, quedarse con el nombramiento al Distrito IV, situación que de plano le fue reclamado a la dirigencia nacional y la decisión se echó para atrás.
2.- El alcalde José Ramón Enríquez, una vez amarrada la primera posición ha venido buscando expandir su influencia dentro de las filas panistas, estrategia que en su momento y a su estilo, denunció Rómulo Campuzano.
— El alcalde ha promovido al ex dirigente estatal, Juan Quiñones, como su suplente al senado, pretensión que ha venido rechazando la dirigencia estatal.
3.- Para la segunda posición al senado de la República se han inscrito Patricia Flores Elizondo, sobrina de Rodolfo Elizondo Torres, jefe de asesores del mandatario estatal José Aispuro, y Claudia Hernández Espino, Secretaria del Ayuntamiento del gobierno que encabeza José Ramón Enríquez Herrera.
— La inscripción de Claudia Hernández a la segunda posición al senado, tampoco fue consultado con la jefatura estatal de ese instituto político y tal acción fue luida como una nueva maniobra enriquista para arrebatarle otra posición a la dirigencia estatal que hoy se encuentra replegada con el gobernador Aispuro.
4.- Pero la “diabluras” de José Ramón no pararon ahí. Alentó la inscripción de su director de desarrollo social, José Luis Galindo, como precandidato a diputado federal por el IV Distrito. Y tampoco se le consultó al gobernador, como jefe político en el PAN.
— A este distrito, una vez que se le quitó a José Ramón (quien, como apuntamos líneas arriba, pretendía adjudicárselo para entregárselo a uno de los suyos dentro del PAN), se ha estado impulsando a Jorge Salum del Palacio, un político que se encuentra bien posicionado y que ya lo ganó. Sin embargo, al registrarse Luis Galindo, Salum del Palacio ha tomado distancia de hacer lo mismo hasta que se lo indique el equipo del mandatario estatal.
Todos estos movimientos que mantienen desconcertado a la militancia blanquiazul, han despertado una serie de interrogantes que podrían pesar a la hora de votar el próximo primero de julio. Por ejemplo:
— Si Claudia Hernández Espino logra imponerse como segunda en la fórmula al senado, junto con José Ramón ¿los panistas perdedores promoverían a estos dos al senado? ¿Una parte del panismo votarían el primero de julio por Claudia y José Ramón?
— Si en el IV Distrito se impone José Luis Galindo, hasta ayer único inscrito ¿la gente del directivo estatal, y el grupo que integran Gina y Rómulo Campuzano, Jorge Salum, Patricia Jiménez y otros tantos, promoverían esta candidatura?
— Si Jorge Salum se inscribiera de último minuto y desbancara a Galindo, los numerosos seguidores del director de desarrollo social ¿apoyarían al hoy diputado local, a pesar de que se la ha pasado criticando al presidente municipal?
Hoy por hoy, el Partido Acción Nacional se encuentra atrapado en su propio laberinto y el cobro interno de facturas podría llevarlo a perder espacios que hoy los tiene en la bolsa, no por su trabajo, sino por el creciente enojo de la ciudadanía en contra del régimen de Peña Nieto.