Loading

PAN: G. Madero, Moreno Valle, M. Zavala, Juan Quiñones y Antonio Ochoa

Los resultados de la elección interna del PAN, del pasado domingo 18 de los corrientes, no solo puso a prueba la civilidad y madurez de la militancia de ese instituto político, también impactó en el realineamiento de los diferentes grupos de interés y puso en marcha, desde ahora, el proceso sucesorio a la presidencia de la República, en 2018, y en Durango, ubica la próxima elección interna para renovar la dirigencia estatal, en un estado de indefinición.
Pero, analicemos los elementos que han surgido a raíz del histórico proceso electoral en este partido:
1.- En el nivel de la dirigencia nacional.
• El triunfo de Gustavo Madero Muñoz con 93 mil 25 votos, equivalentes a 57.14% del total (Contra los 69,767 votos, que representan 42.86% de los 162,792 emitidos por los militantes) fue contundente y evitó un debate postelectoral que dañara más al Partido, así como la judicialización de las elecciones.
• De acuerdo con los datos dados a conocer por el árbitro de la contienda electoral, Gustavo Madero obtuvo mayoría en cinco de seis de las seis entidades federativas con más militantes, como es el caso de Jalisco, Veracruz, el Estado de México, Puebla y Nuevo León.
• Guanajuato fue el único de los seis grandes estados que no ganó Madero, donde la presencia de Juan Manuel Oliva atrajo los votos para su compañero de fórmula, Ernesto Cordero, quien obtuvo 5,280 sufragios contra 3,242 de Madero.
• La participación de los gobernadores de Sonora, Guillermo Padres; de Puebla, Rafael Moreno Valle, y de Baja California, Francisco Vega, permitió que Madero obtuviera tres cuartas parte de la votación emitida en sus estados, lo que fue factor determinante para su triunfo.
• De los 217,593 militantes inscritos en la Lista Nominal del PAN, 88,058 -40.46% del total- se ubicaban en Jalisco, Veracruz, Estado de México, Puebla, Nuevo León y Guanajuato.
2.- Con el triunfo de Madero, arranca la sucesión presidencial.
• Con su amplio y contundente triunfo, Gustavo Madero se coloca como primer precandidato a la Presidencia de la República, en 2018. Tras lo sucedido el pasado domingo, algunos líderes de opinión nacional, en la prensa escrita, así ubican al dirigente reelecto del PAN.
• Sin embargo, semanas antes de las elecciones panistas (el pasado 4 de abril), se registró un interesante evento en la ciudad de Puebla, el estado de Rafael Moreno Valle. Puebla fue sede de los trabajos de la Primera Jornada Mundial de Laica Internacional y Segunda Jornada Internacional Juarista, encabezada por el Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de México, Manuel Jiménez Guzmán. Ahí se dieron cita representantes de la masonería en 50 países.
Tras el sonado evento, ha comenzado a intensificarse la versión que Moreno Valle con los activos de las logias del país afiliadas a la Gran Logia del Valle de México, será el candidato en 2018 a la presidencia de la República, de una supuesta alianza PAN-PRD-PANAL-Movimiento Ciudadano.
• Ya durante el proceso electoral y a unos cuantos días del 18 de mayo, apareció en forma sorpresiva la ex primera dama de la nación, Margarita Zavala. El pasado 11 de mayo, la esposa del ex presidente Felipe Calderón dejó el silencio partidista y mediante un video se dijo convencida de que la fórmula del senador con licencia es la que mejor conviene.
En la grabación de poco más de cuatro minutos, Zavala anuncia “durante seis años no hacía yo público mi opinión sobre asuntos internos del Partido. Me parecía más prudente. Pero hoy quiero compartirles las causas por las que votaré por Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva…”.
La ex presidenta honoraria del patronato del DIF Nacional, entraría de esta forma de lleno a la política partidista y para ya no volver a retirarse.
Ahora, Margarita Zavala está por definir si acepta un espacio plurinominal en San Lázaro, el año entrante o si así, con la buena imagen que tiene entre la militancia panista, le alcanzará para disputarle a Moreno Valle y Gustavo Madero, la candidatura presidencial en 2018.
3.- ¿Y quién para la dirigencia de Durango?
Como señalábamos líneas arriba, la elección del pasado 18 de mayo forzó el realineamiento de grupos al interior del PAN en Durango.
• El triunfo de la alianza de grupos (el de Jorge Salum, Rosario Castro, Pedro Toquero, Gallos y Aispuro Torres), que se concretizó con la mayoría de votos para Ernesto Cordero en la entidad, los coloca, si se mantienen unidos, en la antesala de la dirigencia estatal, a disputarse en los meses por venir.
• La derrota del grupo que comanda Rodolfo Dorador, indudablemente que los ha puesto contra la pared, pues hasta antes del 18 de mayo, iban en caballo de hacienda para apoderarse de la dirigencia estatal. Las cosas cambiaron radicalmente y ahora ya tienen de quienes preocuparse en serio.
• Por lo pronto, esta semana que está por concluir, se autodestaparon dos personajes como aspirantes a suceder a Víctor Hugo Castañeda: Juan Quiñones y Antonio Ochoa. El primero, ha crecido a la sombra de Rodolfo Dorador. El segundo trata de cobijarse en la amalgama de grupos que triunfaron bajo las siglas de Ernesto Cordero.
Claro, para concretarse la candidatura de Ochoa, quedan varias semanas de negociaciones entre los diferentes grupos de interés.

Comenta con Facebook