Loading

Para variar, AMLO mintió

ING. CUAUHTÉMOC CÁRDENAS SOLÓRZANO:
• De vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientes
Jules Renard

El 9 de septiembre de 2012, Andrés Manuel López Obrador realizó una asamblea para “dialogar actividades” con sus seguidores, donde luego de tronar nuevamente contra el fallo del Tribunal Judicial Electoral, anuncio que se separaría de los partidos del Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano), para formar el partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
En aquel septiembre nada se sabía, aún, del Pacto por México que fue anunciado el 2 de diciembre siguiente, ni se conocían las propuestas de Peña Nieto sobre las grandes reformas que el país necesitaba desde siempre y con urgencia.
No fue, pues, “solo para informar, sin ánimo de ofender a nadie, (que) dejé de ser militante del PRD porque los dirigentes de ese partido apoyaron a EPN…” Eso sucedió dos meses y tres semanas después y no precisamente para apoyar a EPN, sino para realizar acciones superiores a los intereses políticos partidistas, como ha ocurrido en numerosos países que ejercen la democracia y no se casan con personajes adictos a imponer sus personales caprichos políticos a sus pueblos.
Lo bueno de AMLO, cada que encuentra -no que aprovecha- una oportunidad para reinsertarse en la vida política nacional, es que se acelera y cae de nuevo por culpa de sus mentiras; o quizá lo haga porque se le enredan ya sus propias realidades. La verdad fue que los partidos del Movimiento Progresista aceptaron -porque no había de otra- la derrota en la elección presidencial de julio anterior, al no encontrar el TEPJF pruebas reales y ciertas del enésimo fraude electoral que, nadando entre dos aguas, el peje había vuelto a inventar para ocultar los errores cometidos por él principalmente, en la campaña.
Se había gastado nuevamente las decenas de millones de pesos que le aportaron los tres partidos, contradiciendo a quienes tenían mayor experiencia, serenidad y juicio en procesos electorales y cuando, para variar, las cuentas y los cuentos no le salieron, se sintió traicionado y decidió integrar su propio partido para hacer lo que le venga en gana, de nuevo para variar…
Ya está el peje preparado, con lista y todo, de precandidatos a casi todos los puestos de elección que serán disputados entre hoy y la mitad del 2015; y ya debe estar soñando hasta delirar en los múltiples triunfos que, ahora sí, con su propio partido, nadie le podrá quitar.
Así es la vida con el peje. Así ha sido siempre, desde que comenzó a sufrir fraude electoral tras fraude electoral cuando en realidad la única elección que ha ganado fue la que le hizo jefe de Gobierno capitalino, y eso porque Ernesto Zedillo le sobreprotegió de cualquier intento en su contra, porque siempre fue su verdadero candidato para el Distrito Federal, como Fox lo fue para la Presidencia de la República.
Así pues, que siga AMLO inventando mentiras, con las que ha dañado a muchos, pero muchos de cuantos le han brindado confianza y hasta fe; y le dieron toda clase de apoyos.
Más pronto cae un peje que un cojo…
lmendivil@delfos.com.mx
m760531@hotmail.com

Comenta con Facebook