MINUTO X MINUTO

El paso de Raúl Montoya por el Tribunal Electoral


Para sorpresa de propios y extraños, el día de anteayer el doctor en Derecho, Raúl Montoya Zamora, presentó su renuncia a la Presidencia del Tribunal Estatal Electoral, cargo que venía desempeñando desde 2013 cuando sustituyó al entonces magistrado Roberto Herrera Hernández, quien a la sazón encabezaba la Asociación Nacional de Magistrados Electorales.
Durante el tiempo en que el doctor Montoya estuvo al frente de este organismo jurisdiccional, se pueden rescatar dos aspectos importantes, tales como la profesionalización de la impartición de la justicia electoral mediante la vinculación con instituciones académicas así como en la ponderación de los derechos humanos en las resoluciones emitidas.
Montoya Zamora, hizo convenios de colaboración con instituciones educativas, institutos de investigación y organismos colegiados que trajeron como consecuencia la realización de una variedad de cursos, talleres y diplomados así como la edición de libros con temas relevantes del derecho electoral, propiciando una cultura de la participación ciudadana así como la defensa de los derechos políticos los cuales están reconocidos como derechos humanos en la Convención Interamericana.
Durante este tiempo, las resoluciones del Tribunal Estatal Electoral, giraron en torno a darle prioridad a la salvaguarda de los derechos humanos de los ciudadanos, mismos que se encuentran plasmados en diversos Tratados Internacionales en los que México forma parte.
Por ejemplo, en el proceso electoral de 2016, se sentó un precedente en cuanto a la aceptación de las candidaturas independientes que fueron negadas por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana pues los requisitos vulneraban el principio de proporcionalidad, fijado en la Convención de Venecia.
Esto provocó que se reformara la Ley Estatal de Instituciones y Procedimientos Electorales para reducir el porcentaje de firmas para el respaldo ciudadano así como en legitimar la personalidad de los candidatos para tramitar medios de impugnación, pues se les vulneraba el derecho humano de acceso a la justicia.
Desconocemos las razones por las que el Dr. Raúl Montoya dejara la presidencia mas no la magistratura, unos dirán que son razones políticas pero este tribunal a partir de la reforma de 2014 es autónomo y no depende de la estructura del Poder Judicial del Estado de Durango, pues antes Apolonio Betancourt tuvo injerencia para perjudicar a Roberto Herrera por celos políticos.
Sobran las especulaciones, pero valga este espacio para reconocer la trayectoria, conocimientos y aportaciones a la cultura jurídico-electoral que realizó Raúl Montoya durante su gestión como presidente del Tribunal Electoral del Estado de Durango, y seguirá haciendo lo propio desde las sentencias de su ponencia.

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.