Loading

Perlas de la semana

Sin Protocolo

Resulta muy interesante hacer un pequeño recuento de los hechos acontecidos en el transcurso de la cuarta semana del sexto mes del año que termina. No dejó de preocupar la cirugía a la que fuera sometido el Presidente de la República Enrique Peña Nieto, llevado a la madrugada a un hospital militar debido a la inflamación súbita de la vesícula biliar, algo que por cierto es doloroso según nos explicaba un médico, pero para nada situación de peligro. El día de mañana estará ya en actividad y listo para recibir a los Reyes de España.
Claro que las especulaciones que se desatan en cafés, y dan lugar todo tipo de fantasías, se armaron todo tipo de “chismarajos” que no pasan de ser eso, “chismarajos” unas veces con ingenio, otras veces absurdos y hasta burdos, pero que forman parte de la delicia “tertulezca” en donde nada es verdad ni es mentira.
La derecha tuvo un golpe fuerte, la Suprema Corte de los Estados Unidos reconoce el derecho de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio. Esto es aplicable a todo el país vecino. La jurisprudencia reconoce la universalidad de los derechos humanos, igualdad ante la ley de todas las personas, contra la discriminación incluyendo la orientación sexual y la identidad de género. Organizaciones como la ONU elogiaron esta determinación de la Corte.
Esta resolución en Estados Unidos solo fue días después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación de nuestro país hiciera lo mismo, con la obvia condena del clero, lo cual es normal, la Iglesia mantiene criterios diferentes al estado, la clave para llevar en paz la fiesta es que ni la iglesia se meta con el estado, porque se puede crear un estado religiosos como el estado islámico, quizá sueño guajiro de los fanáticos, ni el estado debe intervenir en las cosas de la Iglesia porque la experiencia cristera fue desastrosa. Como contestara el gran maestro a los fariseos que le tendieron una trampa para que despotricara contra el gobierno de Roma; al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.
El Secretario de Educación se sigue placeando después de la tunda que le pusieron en su comparecencia en el Senado. Emilio Chuayffet estuvo en Zacatecas donde inauguró La Reunión Plenaria del Consejo Nacional de Autoridades Educativas que no sabemos para que sirva, porque en la elaboración de la reforma educativa no abrió la boca para nada, no tuvo ningún pronunciamiento y nos imaginamos que justifica su existencia aplaudiendo al gobierno.
En el marco de ese evento Chuayffet cantinflió, dijo que “hay que enfrentar inercias y privilegios”, no dijo de que naturaleza las inercias, ni privilegios de quien ni de cuántos, los lugares comunes que suelen tocar los políticos que dicen, sin decir nada.
Próximamente se presentará a la nación una modernización del plan de estudios dijo Chuayffet, tampoco tocó contenidos, ni nuevos enfoques en la filosofía educativa, ni nuevas y moderna interpretaciones de nuestra realidad, no dijo nada.
El señor Chuayffet se pavoneó diciendo que a nivel preparatoria ha aumentado la cobertura con telebachillerato y la preparatoria en línea. No dijo si estas modalidades de la educación media superior tienen modelos diferentes o es pan con lo mismo. Dirán que el evento no era para hacer explicito nada sino solo para hacer la mención general de estos renglones de la reforma educativa, pues quien lo diga lo dice mal, ya que es lo que maestros, estudiantes y padres de familia queremos saber y nadie lo dice.
Los padres de familia de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa volvieron a salir a las calles de la ciudad de México, esos padres que siguen con su pesada cruz a cuestas: ignorados, marginados, excluidos, victimas del desprecio de no pocas autoridades de la cúpula gobernante como el presidente del Instituto Nacional Electoral que se refirió a ellos de la manera burlonamente cruel. Como distinción a su “barbajanería” se le permite seguir siendo el conductor de la honestidad electoral de nuestro país.
Cuando se hablaba de que en nuestro estado no pasa nada, “bolas”, 15, o quizá 20 mil maestros tomaron las calles, se pronunciaron unos en contra de la evaluación educativa, otros en contra de la manera como se aplica y otros para expresar solo su coraje contra un gobierno que les impuso una reforma educativa, la cual consideran solo una reforma laboral que ni a administrativa llega.
Los maestros salieron a las calles “dicen” que tan solo con la convocatoria por Redes Sociales, horas después hicieron tomas de los edificios sindicales. La marcha sorprendió, nos parece que fue una expresión que se debe de valorar y no minimizar ya que es una de las más fuertes movilizaciones magisteriales del país, claro, sin incluir Oaxaca, Guerrero o Michoacán. Minimizar el hecho es un error que puede detonar más fuerte, los maestros ya midieron su fuerza y el poder de la unión y aguas. O no.

Comenta con Facebook