Loading

Precandidatos en un supuesto ideal…

En Durango se desataron las vanidades, todos los políticos se consideran únicos y se colocan en un ideal que sólo ellos lo perciben. El PRI resulta el más afectado aquí, los “supuestos ideales” se le están saliendo de las manos. Morena de López Obrador agarra lo que caiga, venga de donde venga no importa quién sea y de dónde provenga y la cola que traiga, este partido es como un terreno baldío que recibe todo tipo de cascajo. En el PAN la lucha se dará en el centro, pero la lucha de egos está en su apogeo, la lucha es diferente a la del PRI y en Morena, ya que en éste partido el operador es Yáñez “El Rambo” que se apoderó del PT.
Cada uno de estos partidos encabeza las coaliciones conocidas de todos y no se sabe por un estudio demoscópico serio publicado localmente quién se lleva las preferencias.
En cuanto a las campañas en el resto del país no se puede emitir ningún juicio ni señalar que éste o aquél o el otro será el ganador en esta contienda, hay que advertir que aún no inician las campañas y que estamos en un periodo de precampañas, consecuentemente, las encuestadoras hablan de los resultados de sus estudios de voto efectivo, es decir, no están considerando a los indecisos, ambas circunstancias modificarán sustancialmente los números de las encuestas, además, hay que precisar que las elecciones locales influirán en los resultados, al tiempo.
Pero volvamos a nuestro tema. En un supuesto ideal, los límites permitidos deberían ser sólo dos: los que uno se impone a sí mismo y los que la norma -a fin de la buena convivencia y el respeto mutuo- se eludan cumplir. Fuera de eso… nadie debería permitir en su edad adulta que le impongan límites. Me refiero a esos límites que suelen marcar algunos sobre lo que se puede y no se puede hacer al respecto de nosotros mismos, porque se podría entender que cada uno marque sus límites, pero es incomprensible que alguien se sienta con el derecho de decirle al otro hasta dónde puede o no puede hacer esto o lo otro por su vida.
Algunos así lo creen, insisten en decirles e incluso exigirles a los demás cómo deben vivir y qué deben hacer con su persona y con su vida; los que creen saber cómo se debe querer o sentirse querido; lo que le hará sentir bien y lo que no; lo que debe callar o lo que debe decir y cómo decirlo; a quién sí creer o a quién no; pretenden dirigir sus sueños, sus deseos, sus necesidades; algunos creen tener la capacidad de saber qué es lo que mejor conviene a los intereses de los demás así lo manifiestan, hacen sentir al otro que no sabe dirigir su vida.
Y lo peor no es que existan este tipo de petulantes atrevidos, sino que existan personas que dudan de la potestad década uno de nosotros para elegir sobre sí mismos. El experto para ello es usted. Nadie, por más que crea conocerle, está capacitado para tomar decisiones sobre su vida.
Estamos en tiempos de elegir, para mejorar, para perfeccionarnos, para validarnos a nosotros mismos, para amarnos, conocernos, respetarnos y, sobre todo, para ser felices ninguna de las razones que sustentan nuestra existencia son razones objetivas, la mayoría son subjetivas y personalísimas, pero eso es lo que hace que sean razones absolutamente válidas y suficientes para luchar por ellas el tiempo que haga falta.
La vida tiene límites de tiempo, el cómo y el para qué se elige vivir de una forma y no de otra, esos tiempos y esas circunstancias. La vida puede vivirse como uno así lo decida y lo acepte y no necesita de la anuencia de nadie para hacerlo.
Todos los hoy precandidatos mañana serán los candidatos y aunque hasta ahora no nos apabullado con sus buenas intenciones y lo que pretenden hacer en caso de lograr el triunfo, no nos dejemos engañar, seamos analíticos y críticos duros de cada una de sus intenciones y así decidamos con calma, con mesura, sin que nos quede alguna duda de nuestra decisión.
Con Lupa 1: A Benítez se le desmorona el PRI, el hueco que deja Leticia Herrera Ale, no lo podrá llenar con nadie, son sus excesos que ahora afloran y le cobran.
Con Lupa2: Los constructores afectados lograron un amparo de suspensión las decisiones tomadas por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), que cancelaba los derechos de algunos de ellos.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook