MINUTO X MINUTO

Prevención urgente: el medio ambiente…


Recogemos lo que varios ambientalistas señalan, encabezados por Jesús Frías, sobre el deterioro ambiental que se vive en la zona de La Laguna, incluyendo la de Durango y Coahuila, el cual muestra avances que alertan a los ciudadanos afectados de ambas entidades, las que deberán reanudar pláticas para unificar esfuerzos y combatir este peligro ambiental y de salud pública a causa de los metales pesados y los daños que causan que son tan severos que las autoridades de salud en el mundo ponen mucha atención en minimizar la exposición de la población de estos tóxicos principalmente la infantil.
Se sabe que tanto el gobernador de la entidad Dr. José R. Aispuro Torres como la presidenta municipal de Gómez Palacio han puesto su atención a la atención de este asunto que se viene arrastrando por años y poco a poco cobra mayor interés en las autoridades.
El gradual envenenamiento por metales pesados en La Comarca Lagunera es provocado por el plomo, el cadmio y el arsénico, tres elementos altamente dañinos para la salud por cantidades de metales pesados como el plomo. Sin embargo, los estudios, las denuncias y las acciones que se han realizado en torno a este problema tienen como actor principal al plomo. Esto no significa que sea el más tóxico de los tres ¬de hecho ocurre lo contrario, ¬ sino que, es el que ha sido utilizado por la humanidad más ampliamente y, por ende, causa más problemas y más preocupación en el mundo.
El problema surge en Torreón y se debe al funcionamiento de la cuarta fundidora de plomo del mundo, propiedad de la compañía Peñoles, situada en el centro de la ciudad, pero, dado que esta ciudad colinda con Gómez Palacio, sus habitantes también se ven seriamente afectados, además de agregarse por el arsénico en el agua, que no obstante que se han colocado miles de filtros en las viviendas, no se hace un seguimiento para su adecuado mantenimiento y se mantenga el nivel de eficiencia requerido, además, que hay hogares que carecen del mismo.
El plomo es muy tóxico para los seres vivos. Afecta a los sistemas endocrino, cardiovascular, respiratorio, inmunológico, neurológico y gastrointestinal, además de afectar la piel y los riñones. No es biodegradable y persiste en el suelo, en el aire, en el agua, en los hogares y en los expuestos a él.
La exposición al plomo, aun a niveles bajos, afecta a niños y a adultos. En cantidades muy pequeñas, interfiere con el desarrollo del sistema neurológico, causa crecimiento retardado y problemas digestivos. En casos extremos, causa convulsiones, colapso e incluso la muerte. La exposición a cantidades muy pequeñas puede causar a largo plazo daños medibles e irreversibles en niños aun cuando éstos no muestren síntomas particulares.
En la comarca trabajan más de 60 empresas pedreras y marmoleras, en Durango solo hay cuatro, por lo que la cantidad de polvo que se arroja al aire por trituración de piedras es mayor, además, por sus condiciones áridas las tolvaneras generan una problemática que no se presenta en la capital pese al número de calles sin pavimento.
Hay menos empresas contaminantes ubicadas en el Valle del Guadiana en comparación a La Laguna, en donde incluso la actividad avícola y ganadera supera en creces a la Capital, siendo esta otra causante de contaminación; cabe recordar que los animales expulsan gas metano concentrado. Hablamos de 600 mil reses destinadas a la cuenca lechera y 400 mil en engorda y enormes instalaciones de granjas avícolas.
Se habían iniciado pláticas con la Semarnat, a nivel federal para poder subdividir a Gómez Palacio, Torreón y Lerdo en una sola región para de este modo generar políticas públicas ambientales mucho más exitosas; el viento no respeta límites políticos. A lo que se genera de contaminación del lado duranguense hay que sumarle lo de Torreón, de ahí la preocupación.
Se cuenta, también, con el Programa para Mejorar la Calidad del Aire en la Comarca Lagunera (ProAire-Comarca Lagunera), es parte del esfuerzo del gobierno de los estados de Coahuila y Durango, de los municipios de Gómez Palacio, Lerdo, Matamoros y Torreón y de la participación activa del ámbito social, empresarial y académico. El programa surgió por la necesidad de contar con una herramienta que sirva para definir acciones específicas para reducir y controlar la contaminación atmosférica en la región y para realizar un diagnóstico de la situación actual que guarda la zona en cuanto a la problemática de las altas concentraciones de contaminantes en el aire (partículas suspendidas y plomo), que comprenda una serie de indicadores que orienten hacia una política pública integral.
Es apremiante que se retomen las medidas preventivas para no lamentar y estar atentos sobre los avances científicos que se logren en esta materia. La intervención del gobernador Aispuro Torres como de la presidenta municipal de Gómez Palacio, Leticia Herrera, será bien vista por la sociedad en ambas entidades, pues es un problema latente y no se puede bajar la guardia.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres