Loading

PRI estatal incapaz de cumplirles a todos…

Hoy, el mundo vive un relativismo moral, ideológico y religioso que se manifiesta en todos los órdenes de la vida humana. Hemos llegado al punto en que, con una facilidad asombrosa, se cambia de ideas y de convicciones como si éstas fueran al gusto de quien prefiere “anclar” su comportamiento a principios “más modernos” que los que han regido al ser humano a lo largo de su historia en este planeta.
Y es que en la actualidad todo va acompañado de una inestabilidad, en muchos aspectos de la vida, que se confunde con una “evolución” inexistente, la cual más bien se asemeja a la búsqueda de nuevos referentes, porque los actuales ya no satisfacen al materialismo y a la tecnificación de las sociedades del siglo XXI. No hay tal evolución. El mundo no cambia en esencia, los principios menos; los que cambiamos somos los seres humanos.
Esto lo advertimos y comentamos a propósito de lo sucedido últimamente en el tricolor que carecía de la figura de “presidente del partido” hasta el arribo de manera irregular de Enrique Benítez, quien inició su gestión con muchos problemas, declarando la guerra a los “traidores” que trabajaban para el PAN y quienes propiciaron la derrota del tricolor, además, de su tono belicoso, se mostró arbitrario e intransigente y dio muestras de favorecer a un grupo lo que ocasionó muchos pleitos innecesarios, sobre todo con algunos de los contendientes que aspiraban dirigir el partido, uno de ellos era precisamente Héctor Vela quien recientemente renunció al partido sumándose a Morena.
Pero no es el único, muchos priistas están en pláticas con Morena de López Obrador como Otniel García quien desea disputar por una Senaduría.
También tenemos un listado de expresidentes municipales y regidores que acaban de hacer pública su intención de participar por un escaño al Congreso estatal, de ellos no se sabe cómo reaccionarán en caso de no ser considerados para contender como diputados locales, podrán cambiar de camiseta, obviamente, todos ellos aluden a un distrito al interior del estado y no en los distritos alrededor de la capital.
La tarea que tiene Benítez no es nada fácil y no se sabe si la desbandada en el PRI aumentará, por más que se diga que no la hay es falso, dejó mal sabor de boca la lista de los nominados para el Senado y a la Cámara de Diputados, se habla de más de lo mismo y que no hay nuevas caras, la única que garantiza el triunfo en La Laguna es Leticia Herrera en donde Rocío Rebollo se subirá al tren que la lleve al Senado, fuera de ahí, el resto no la tiene ganada y tendrán que trabajar duro.
Así que esperemos las reacciones que están por venir, hasta ahora, parece que el tricolor tiene las de perder, que Benítez diga lo contrario está en su papel, nunca aceptará la posibilidad de la derrota.
Me dicen algunos políticos que en esta efervescencia electoral que estamos viviendo en México, que el país de los años 70 u 80 ya cambió; y por ello, hay que cambiar de formas ideológicas y principios rectores del comportamiento. Nos equivocamos. Los que cambiamos somos los seres humanos. Cambian las circunstancias, no la sustancia de la convivencia humana que -al final de cuentas- su único objetivo es mantener la grandeza y dignidad de la especie. Lo demás es pragmatismo puro. Pero es parte de la gran confusión ideológica del nuevo siglo. Así como hubo un siglo de “las luces”, hoy vivimos uno de “sombras”. El mundo, amenazado por la guerra, por el hambre, por la desigualdad y la marcada división que generan el racismo y el rechazo al que es diferente en todos los sentidos; la migración que hoy aleja a familias enteras de sus raíces y que nos convierte en sociedades más “cerradas”, a pesar de los avances científicos que hoy vive la humanidad.
Lo que observamos, está sucediendo en todos los partidos menos en Morena de López Obrador que está de cosecha y es que estamos frente a un pragmatismo puro, en donde no se contempla para nada la ideología, las condiciones están dadas para que esto así suceda. Lo cierto es que tendremos unas elecciones muy competidas y las primeras en la historia del país de este tipo.
Con Lupa: No lo digo yo, circula por redes sociales un escrito que señala que el Dr. Enríquez negoció con Benítez y a cambio lo apoya con recursos, lo que debería aclararse por ambos. Benítez tiene fama de “billetero” a cambio de favores. Cría fama.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook