Loading

PRI: Siete aspirantes serios para cuatro candidaturas

Hace casi un mes, el pasado nueve de julio, el Instituto Nacional Electoral (INE) arrancó informalmente el proceso electoral federal 2015, que renovará el Congreso federal. El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, dio a conocer que “para efectos de la operación del Instituto, ya arrancó”. Oficialmente, el proceso electoral dará comienzo el próximo 7 de octubre con la instalación de la sesión especial de arranque.
Por lo que respecta a Durango, el partido más interesado en que el proceso inicie, indudablemente que es el Revolucionario Institucional, organización que administra los liderazgos de mayo presencia social, dentro de la limitada realidad que vive nuestra entidad: una oposición desorganizada, confrontada y con escasa presencia territorial.
Dentro de este marco de realidad, la competencia hoy por hoy la encontramos en las filas del tricolor.
Por ejemplo para el Distrito I, se perfilan cuando menos dos aspirantes:
— Ali Gamboa, una mujer que lleva hasta ahora una presencia ascendente por el sostenido trabajo de tierra que ha desdoblado no solo entre las mujeres, también con familias completas del sur de la ciudad. Hoy su presencia se extiende hasta Pueblo Nuevo. La persecución que hoy observamos en las redes sociales a través de los mismos priistas, es la mejor muestra de la presencia dentro de ese partido.
— Otniel García, es otro de los personajes que mantiene, no solo en este distrito, sino en gran parte de la entidad, una creciente presencia. García Navarro ha evolucionado como político, hoy se observa maduro, tranquilo. Cuando hay necesidad de salir a dar la cara por temas espinosos, los saca sin tanta estridencia. Ha conducido el instituto político acertadamente y en estrecha coordinación con el gobernador Herrera Calera.
En el Distrito II, el nombre de Rocío Rebollo parece ser definitivo. El trabajo de acercamiento que ha venido realizando pacientemente el gobernador entre esta Familia y la Herrera Ale, parece haber desembocado en una buena relación que permite el trabajo en unidad para el próximo proceso de elecciones el primer domingo de julio.
La senadora Leticia Herrera, quien también observa una madurez política interesante, tiene claro que para llegar fuerte a 2016, habrá, primero, que trabajar con seriedad para que su partido realice un papel exitoso en 2015, y eso implica que se meta de lleno a sacar las elecciones en la Comarca Lagunera de Durango, sea quien sea la o el candidato.
El Distrito III, podría ser el más complicado…internamente, pues hay dos prospectos igual de fuertes.
— Por el lado del grupo hegemónico encontramos el crecimiento de Carlos Matuk López de Nava. El ex alcalde capitalino, hoy por hoy, es de las cartas fuertes del gobernador, y el hoy diputado local ha venido trabajando este territorio desde hace ya varios años.
— Sin embargo, en los últimos meses reapareció otro personaje cuya especialidad es hacer los imposible, muy posible: Óscar García Barrón.
El ex diputado federal y ex dirigente de la CNC, todos los cargos que ha tenido y que no son pocos, los ha ganado a producto de gallina; contra viento y marea. Y el próximo reto no es nada fácil pero lo ve con bastante optimismo.
Para el Distrito IV, la situación no es diferente al tercero. Hay cuando menos cuatro nombres que, conforme se agoten los tiempos irán poniendo en aprietos a los tendrán la responsabilidad de “palomear” la lista definitiva.
— Carlos Contreras, un personaje muy cercano al gobernador y que poco a poco ha venido creciendo como legislador y como líder de la fracción priista. Su presencia en la capital y, concretamente, en el territorio panista-priista, ha ido creciendo y puede ser una buena opción.
— Pero también está Héctor Vela Valenzuela, actual secretario de educación, que en este puesto no la está haciendo tan mal. El ex diputado local acabó con comodidad con el mito de Gonzalo Yáñez, en la pasada contienda local y eso pesa para la decisión 2015.
— Indudablemente que espera liderar la lista para este distrito el alcalde Esteban Villegas Villarreal. El presidente municipal tiene un importante capital político entre la actual clase gobernante de la federación. Coordinó la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, en 2012. El proceso presidencial lo condujo sin problemas y Durango fue la primera entidad del país en dar los mejores resultados. Su trabajo partidista fue exitoso. Cuando fue diputado local, renunció al puesto, apenas cuatro meses después para hacerse cargo del partido. También renunció en 2012 a un puesto de elección popular, por dirigir la campaña presidencial. Es el político que más ha sido sacrificado y que merece el pase casi automático.
El problema es su crecimiento como autoridad municipal. Para algunos priista, no ha logrado el crecimiento exigido para que el electorado no le cobre el abandono de la alcaldía. Para otros, es todo lo contrario: su nueva aspiración será entendida por la ciudadanía.
De ser candidato y ganar el Distrito IV, indudablemente que Esteban estará en la recta final interna para definir al candidato a la gubernatura en 2016. El tema es cómo resolver la ecuación interna de cara a las elecciones del año entrante.

Comenta con Facebook