MINUTO X MINUTO

Propuesta al municipio sobre la basura…


Analizaremos algunas situaciones en materia económica que afectan a las finanzas municipales, concretamente a los costos del servicio del suministro eléctrico, principalmente para Aguas del Municipio (AMD), el consumo de las oficinas administrativas y agregaríamos el alumbrado público que si bien es el consumidor quien lo sufraga un porcentaje importante lo debe aportar la autoridad municipal.
Por otra parte, estamos enfrascados en una “consulta” sobre el corredor estudiantil en Fanny Anitúa, que por cierto ha sido muy cuestionada, por la carencia de rigor científico en el diseño del instrumento, carencia de un folio y otras observaciones y se dice que el resultado fue de 60% a favor y 40% en contra, pero, otra vez, se pasaron por alto varias observaciones, pero de aprobarse, como parece, se aplicarían millones de pesos y algunos ciudadanos consideran que existen otras necesidades más apremiantes que las del corredor que se menciona.
Sabemos que hay una empresa que “compra” la basura, obviamente sólo una parte de ella, no es toda y se industrializa, pero el municipio tiene la oportunidad de hacer de la basura un proyecto social de beneficio para todos los duranguenses, me refiero a la obra que hoy en día se encuentra en ejecución en la Ciudad de México, llamada Planta de Termovalorización, para la generación de energía limpia. Este proyecto utilizará una tecnología probada en muchas plantas alrededor del mundo y con ello, se pretende aprovechar el calor producido de los residuos para proveer de energía al Metro de la Ciudad. Será la primera en su tipo de toda Latinoamérica y una de las más grandes del mundo, con la capacidad de transformar, diariamente, cuatro mil 500 toneladas de basura en electricidad, haciendo posible que cumplamos con lo dispuesto en las normas internacionales más estrictas, como las de la Unión Europea.
Se argumentará que los volúmenes de basura de una y otra ciudad, no hay forma de compararlas, efectivamente, pero lo que se debe aprovechar son los mecanismos y procedimientos y pensar en una planta más pequeña de este tipo para la Ciudad la que incluso podría abastecerse de la basura de municipios aledaños, coadyuvando de esta manera a paliar en grave problema del tratamiento de la basura en la entidad. Pero como se vea el proyecto es sustentable y existen organismos nacionales e internacionales que lo apoyarían.
La termovalorización es un proceso distinto a la incineración, ya que, en la primera, la alimentación de la planta es continua, la combustión es controlada, la recuperación de la energía está garantizada y se produce un muy bajo nivel de emisiones contaminantes.
El proceso es simple: en una caldera se realiza la combustión de los residuos, el calor generado en la caldera es utilizado para evaporar agua, el vapor se utiliza en una turbina para generar electricidad, posteriormente es enfriado para convertirlo nuevamente en agua que regresa a la caldera para iniciar de nuevo el ciclo. Muchos se preocupan por la posible contaminación del aire y las potenciales afectaciones a la salud que se generarán, por eso es importante señalar que las emisiones a la atmósfera estarán estrictamente controladas y que la planta estará equipada con filtros muy sofisticados con el objeto de minimizarlas, no hay comparación con las que se producen en las fábricas de acero, las plantas de energía, los hornos de cemento, los incendios forestales, los vehículos a diesel, los autobuses, las chimeneas en el hogar o las fogatas.
Hay estudios de la Universidad de Lisboa que concluyeron que “los residentes cercanos a la planta no tuvieron afectaciones en los niveles de sangre ni presencia de dioxinas”; y a iguales conclusiones se llegó por parte del Comité del Reino Unido de Cancerología y del Consejo Asesor Científico de la Asociación Médica Federal de Alemania.
Cada tonelada de residuos procesada evitaría una tonelada de bióxido de carbono. Esto se entiende mejor si decimos que se necesitarían cinco árboles durante 30 años para procesar, mediante fotosíntesis, esa misma tonelada.
Esto equivale afirmar que el impacto de esa planta equivaldría a la siembra de 28 millones 800 mil árboles, equivalentes a tener en el 60% de la Ciudad de México un bosque de coníferas.
Este tipo de plantas son la mejor opción para el manejo de la basura y deberíamos impulsar la puesta en marcha de una planta de este tipo y fuera una realidad en la Capital duranguense.
En lo del paseo peatonal algo no se planeó bien desde el principio, ya se verá cuántos de ese 60% que aprueba habitan en el perímetro de esa zona y ¡cuidado! No hay ninguna necesidad de arrastrar con otro problema en el Municipio.
Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres