MINUTO X MINUTO

¡Redes sociales y poder público!


Ajustes de gabinete…

Las redes sociales se han convertido en una importante ventana para cuestionar, señalar y exhibir a los hombres del poder público.
Los medios de comunicación, prensa escrita y electrónica, juegan también un papel fundamental, pero de unos años a la fecha el rol política-prensa tiene un invitado en las influyentes redes sociales.
La relación entre las redes sociales y la sociedad ha ganado terreno y tal parece es tal el binomio que será el factor definitorio en los próximos procesos electorales.
Haciendo un ligero repaso de la influencia de las redes sociales la mayoría de los casos de corrupción han sido destapados mediante la filtración de información que tiempo atrás eran temas tabú y más difícil.
Hechos de corrupción como la del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y sus actos de prepotencia y abuso de poder son parte de una lista de casos reales en donde la red ha sido fundamental. El portal animal político dio a conocer las primeras informaciones del escándalo de corrupción en Veracruz.
El asunto de la escandalosa propiedad de la “Casa Blanca”, de Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, se reveló por medio del portal de noticias de que en cierta medida se convirtió en parte-aguas en temas de corrupción presidencial.
Hay otros asuntos de interés público que han sido información cotidiana de políticos corruptos de todos los partidos que han sido exhibidos en su justa dimensión que en algunos casos han propiciado su caída:
Yarrigton, ex mandatario de Tamaulipas; Padrés exgobernador de Sonora; el caso Borge de Quintana Roo, son solo algunos de los casos más relevantes de denuncia pública por corrupción que han sido ventilados por medio de las redes sociales.

¿Ajustes en gabinete?
Tal parece el tema de actualidad en cafés y oficinas públicas es el relevo en algunas de las oficinas de gobierno de José Aispuro Torres.
Se asegura que los movimientos serán necesarios para oxigenar la administración pública.
Pero lo cierto es que quien habrá de tomar la decisión es el jefe del Ejecutivo estatal, José Aispuro Torres, quien tiene la última palabra y será en base a un profundo análisis del desempeño de cada una de las dependencias de gobierno.
Por otro lado se comenta que algunos personajes del gabinete abandonarán su responsabilidad para buscar cargos de elección popular.
Qué le parece la secretaria de la Contraloría, Rosario Castro Lozano, como posible aspirante a senadora; el secretario general de Gobierno Adrián Alanís Quiñones, quien con su experiencia política-administrativa no desentonaría y daría lustre a una posición en la Cámara Alta.
El jefe del gabinete, Carlos Maturino, tal parece está llamado para altas responsabilidades y bien pudiera ser legislativa.
Así que los últimos meses del año serán muy activos y de mucha movilidad política que estará plagada de algunas sorpresas.

Correo electrónico: vista_politicastro@yahoo.com.mx