Loading

Relevo en el CEN del PRI

Leticia Herrera ejemplo de lealtad institucional.

Con el relevo del presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa a partir del hoy, el tricolor tiene el tiempo justo para cambiar algunas cosas que no han funcionado bien y que tienen a su candidato José Antonio Meade, sudando la gota gorda para subir en las encuestas.
Se dice que la salida del Enrique Ochoa Reza del CEN del tricolor será digna y que su lugar puede ser ocupado por el ex gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez.
Ochoa Reza puede relevar al actual secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, quien va en la lista de plurinominales al Senado de la República y puede ser uno de los últimos cambios del Gabinete de Peña Nieto de cara a las próximas elecciones.
Lo cierto es que tan solo el escuchar el apellido Moreira puso a temblar a priistas conservadores quienes vinculan a los hermanos Moreira con el desfalco millonario y casos de corrupción en el uso de los recursos públicos del gobierno del estado de Coahuila durante dos administraciones.
Lo cierto es que Rubén Moreira, es un duro hueso de roer y está mucho más fogueado en lides político partidistas que Ochoa Reza que le falta oficio político para atajar los obuses hasta de sus mismos compañeros.
No es tiempo de alarma para los priistas, pues la especie está confirmada y todavía puede haber cambios en quien llegará al CEN del PRI y desde ahí apuntalar la campaña del candidato José Antonio Meade.
También suena los nombres del gobernador de Campeche, Alejandro Moreno; Eruviel Ávila; Enrique de la Madrid; Miguel Ángel Osorio Chong. En la lista de probables se menciona también al secretario de Agricultura, José Calzada Robirosa.
Pero justo a estas horas esa decisión la debe de haber tomado ya el presidente Peña Nieto quien en las próximas horas lo hará público.

Tiempos fatales.

Queda claro que el resultado de las encuestas muchas veces favorecen a quienes las pagan, más no responden a la realidad.
El PRI, según los estudios de opinión es superado por el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador y en segundo lugar el panista Ricardo Anaya.
Si se toma en cuenta que el señor López tiene doce años de proselitismo político y la ventaja es mínima; empero a la hora de que inicie la campaña constitucional pueden pasar muchas cosas. O Sea, aun pueden darse cambios que en las encuestas no aparecen.
Existe mucha confianza en los priistas que la campaña de José Antonio Meade, debe tener un vigoroso repunte luego de que el renovado CEN implemente nuevas estrategias que le permitan marcar la diferencia, y así aprovechar su preparación y experiencia.
Los debates que habrán de llevarse a cabo entre los candidatos, por ahí del mes de marzo también serán definitorios pues la trayectoria, administrativa y preparación del priista es muy superior a la de sus principales contendientes.
El trabajo en de José Antonio Meade, en dos administraciones de diferente partido, PRI y PAN le dan un plus de su nivel de preparación amén de probada honestidad.
El ser secretario de Desarrollo Social; titular de la Cancillería y secretario de Hacienda, en este ultimo sexenio, le ha brindado la oportunidad de conocer a fondo las debilidades y fortalezas del país que pretende gobernar.
Mientras que el candidato de Morena, y su eterna cantaleta de combate a la mafia del poder; la corrupción y sus ideas arcaicas respecto a temas torales, como la Reforma Educativa; Reforma Energética; y algunas locuras lo presentan como un político ocurrente con ansias de poder por el poder.
De Ricardo Anaya, se conoce su trayectoria a partir de que llego a la Legislatura federal, cuando su partido y el PRI impulsaron el famoso Pacto por México, cuyo instrumento dio vida a lo que ahora son las reformas de gran calado.
Sin el apoyo de Ricardo Anaya desde el Senado de la República el PRI y el gobierno de Peña Nieto no hubieran transitado a las reformas estructurales que hoy tanto critica el panista.
La forma como se apoderó de la dirigencia del PAN y luego después la candidatura a la presidencia de la República , fue motivo de encono y motivo deserciones de panistas de abolengo.
Lo cierto es que la crisis al interior del PAN la provocó el mismo Anaya y su equipo cercano, entre ellos Demian Zepeda, actual presidente del partido y personero del aspirante presidencial quien va como senador plurinominal.

Lety Herrera regresa a la alcaldía

Un ejemplo de lealtad institucional les puso la alcaldesa Leticia Herrera a muchos políticos que andan desaforados en busca del hueso que les permita vivir holgadamente sin trabajar.
El renunciar a la candidatura del PRI por el Segundo Distrito y regresar a la presidencia municipal de Gómez Palacio, habla bien de la estatura moral y lealtad institucional de la hija de Carlos Herrera Araluce.
Mientras otros políticos voltean a ver donde les ofrecen hueso, vino una dama a ponerles el ejemplo de lealtad y honestidad a su partido.

¿Casualidad o paranoia?

Como están las cosas ya no se sabe que pensar, ayer durante la visita del señor López a Gómez Palacio, en el hotel Posada del Río, en una mesa esquinera el aspirante de Morena comía con sus cercanos colaboradores.
Pero que casualidad que por ahí apareció también el legislador federal del PRI, Oscar García Barrón.
La presencia del priista en el mismo hotel causó paranoia y puso los pelos de punta a otros priistas que ya se imaginan lo peor.
Aunque las cosas no pasaron a mayores el dato ahí esta.

Correo electrónico:
vista_politicastro@yahoo.com.mx

Comenta con Facebook