Loading

Ricardo Pacheco seguro regresará al Congreso de la Unión por la vía plurinominal

Primera parte

Un escenario jamás visto en la vida política de Durango, de los pocos priistas que ante el inédito suceso de que el PRI pierde la gubernatura del estado en el 2016, a Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, lo agarra el mal temporal político, como coordinador de la mayoría en el congreso del estado y por si fuera poco recién ungido como líder estatal de la CTM en Durango.
Inmejorable posición política del consumado legislador Duranguense, Pacheco Rodríguez, que lo deja como uno de los pocos priistas, con una envidiable tabla de salvación, nada menos que como pastor del sector obrero en Durango, lo que lo coloca en una posición natural para aspirar a su regreso al Congreso de la Unión, a través a cualquiera de dos vías, una Curul o un escaño en el senado de la Republica, ambas posiciones por la vía plurinominal.
La estratégica posición política y su cercanía personal de Ricardo con el líder nacional, Carlos Aceves del Olmo recién reelecto a otros seis años, hasta el 2024 al frente de la CTM nacional, coloca al duranguense, en una privilegiada posición.
No sólo se trata de su inmejorable cercanía con el líder nacional de la CTM sino su profunda experiencia y conocimiento de nuestro andamiaje jurídico, legislativo y político del país, lo que lo hace lógico y natural prospecto a conformar el cuerpo legislativo del partido, con su sobrada experiencia parlamentaria como pocos.
Iniciamos hoy, lo que será otro avance de mi siguiente libro que habrá de denominarse “Biografías políticas de Durango” y que comprenderá la semblanza de vida de los principales actores públicos contemporáneos, de 50 años a la fecha. Y con la vida de Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, actual presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, quién es, hoy por hoy, uno de los cuadros políticos actuales con mayor peso del PRI, en momentos en que está fuera del poder en Durango.
Se trata de un duranguense hasta las cachas. Ahora sí que por los cuatro costados vienen sus raíces genealógicas curiosamente vienen de seis municipios del estado: Los abuelos paternos de nuestro biografiado fueron, Don Baltazar Pacheco García, oriundo del municipio de Tlahualilo, Dgo., quién, por razones de trabajo se fue a radicar a Tejámen, Canatlán, Dgo. Hoy municipio de Nuevo Ideal, como administrador de la principal empresa minera de aquella región y María de los Ángeles Hernández, nativa del municipio de Nombre de Dios, Dgo.
De ese matrimonio, en aquel poblado minero venido a menos, nace el papá de Ricardo, José; y sus tíos Baltazar, Fidel, Raúl, Jaime, Gloria y Blanca, universitarios “hasta las cachas”, quienes a la postre, la mayoría se dedicó a la abogacía en Durango, excepto Fidel, quien fue por décadas el reconocido entrenador de Basquetbol de la selección de la UJED que llevó al equipo a laureados lugares. Sus abuelos maternos lo fueron Don Jesús Rodríguez Pérez vecino del municipio de San Juan del Río, Dgo. y Doña Enriqueta Murga Romero, de Vicente Guerrero, Dgo.
Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, (el nombre de Fidel, seguramente es en honor a su tío) nace en la ciudad de Durango el 18 de septiembre del año de 1963. Hijo del abogado de gran prestigio, José Pacheco Hernández, socio fundador del despacho denominado “Pacheco Hnos. y Asociados”, de las más tradicionales y consolidados bufetes de los años 60’s, 70’s y 80’s. Que tenía un promedio de 15 asociados, ubicado en el histórico edificio “Mijares”, en sociedad con sus hermanos Raúl y Baltazar, de los mismos apellidos. Su mamá: la señora Irene Rodríguez Murga, qepd, nacida en el municipio del Mezquital, Dgo. Prima por cierto, de Doña Beatriz Deras, mamá del exgobernador Ismael Hernández Deras.
Recrear las distintas etapas de una vida, resulta siempre muy gratificante, porque nos permite asomarnos a una parte de la historia contemporánea de Durango. Ricardo, es el tercero de cuatro hermanos, la Abogada Susana, la Lic. en Administración, Pilar y el Licenciado en Ciencias de la Comunicación, José, el único que radica fuera de Durango, en la Cd. de Monterrey.
En su adolescencia y primeros años de la juventud, Ricardo Fidel no se había trazado como proyecto de vida, la política, todo le sugería que en su futuro le deparaba continuar con la carrera profesional como Licenciado en Derecho, tal como su familia paterna, así se visualizaba él mismo, pensó que era su destino, continuar la tradición familiar.

Continuará

Comenta con Facebook