MINUTO X MINUTO

Ruta 2018: Corte de caja; precampañas…


Leonardo Alvarez
En términos generales, esto apenas comienza. Acabamos de presenciar los rounds de sombra y en verdad el estado actual es de incertidumbre. No hay nada para nadie. Falta la definición de los candidatos independientes y el desdoblamiento de candidatos a diputados locales y federales, senadores, alcaldes y gubernaturas. En un segundo plano, esperar y ver los ajustes de los equipos de campaña a la presidencia –si es que los hay-. No hay que dar nada por sentado. Aún no hay ni ganador ni perdedor. Por múltiple evidencia y elecciones pasadas, la clave está en el territorio; es decir, lo local.
De forma enunciativa sintetizo –de aquí y de allá- una serie de conclusiones esquemáticas interesantes, provocadoras e inquietantes:

Conclusiones generales:
• Orfandad narrativa: partidista, proyectos país, legalidad, congruencia y autocrítica de todos. Partidos, candidatos y funcionarios públicos.
• Crisis de las instituciones políticas y gubernamentales= incertidumbre.
• Es una elección plebiscitaria y antisistémica.
• La estrategia es ganar para que no gane “otro”.
• Guerra sucia que promueve “al menos peor” y no al “más audaz”, al “más capaz”, al que propone “cosas diferentes”… llena de prejuicios y no de análisis y propuestas.

MORENA-PT-PES; “Juntos Haremos Historia”; (AMLO):
• Andrés Manuel mostró mayor experiencia y colmillo político: marcó agenda, se vio relajado y sereno.
• Catalizador del hartazgo y las demandas de un alto porcentaje de los ciudadanos.
• Pragmático y menos dogmático.
• Desactivó el intento de agraviarlo con: #Rusos, #Peligroparaméxico, #Venezuela…
• López Obrador es el peor enemigo de López Obrador (Paradójicamente): intolerante a la crítica que genera dudas de los indecisos sobre su talante autoritario.
• Primer lugar en intención de voto y reconocimiento ciudadanos –contundente-.

PAN-PRD-MC; “Por México al Frente”; (Ricardo Anaya):
• Demasiada imagen, poca sustancia, sin mostrar aún la fuerza y la contundencia para ser presidente. Se muestra como joven enérgico pero inexperto.
• Aspirante con menos planteamientos o propuestas concretas.
• Lugares comunes: “acabar con la corrupción” y celebrar porque “el PRI ya se va” o “cambio de régimen”.
• Destacan sus videos tocando la guitarra y el ukulele.
• Un niño “bien” que habla inglés y francés, que se va de misiones con etnias y pueblos originarios; por cierto, la población más pobre y vulnerable del país.
• No basta contestar los golpes bajos diciendo: “es guerra sucia del PRI y del gobierno”.
• Segundo lugar en intención de voto y reconocimiento ciudadano –y subiendo-.

PRI-PVEM-PANAL: “Todos por México”; (José Antonio Meade):
• Vulnerable y a contracorriente.
• No pudo consolidar la imagen de “candidato ciudadano”, ni dentro ni fuera del PRI.
• Tampoco pudo controlar y convencer a los grupos internos de su partido.
• Estrategia cambiante y dispersa que provocó que sus mayores fortalezas (experiencia, trayectoria, conocimientos, de los temas públicos y económicos) se volvieron parte de sus debilidades.
• José Antonio Meade no es José Antonio Meade sino la opción del presidente Peña.
• Formatos rígidos, acartonados y discursos en sus eventos lo hicieron parecer un tipo confuso, aburrido y hasta un poco soso.
• Se observan nerviosos, desesperados, urgidos de cambios importantes en su estrategia de juego y de jugadores en su equipo cercano.
• Tercer lugar en intención de voto y reconocimiento ciudadanos –y bajando-.

@leon_alvarez