Loading

¿Que se acabó la “gallina de los huevos de oro”? ¡Se la acabaron!

Se la acabaron con el PEMEX gate, el sindicato y sus groseras corruptelas, con sus negocios que la élite gubernamental hizo en distintos tiempos con empresarios nacionales y extranjeros, con los derroches porque quisieron vivir como Jeques árabes y con aviones de súper lujo, de los más costosos en el mundo, se la acabaron con la escandalosa corrupción y las privatizaciones ocultas de los últimos sexenios y sus ofensivos sueldos. Por eso viene el gallinazo, y se nos informa con una simplista y sonriente explicación.
¿Por qué en los tiempos de bonanza del oro negro, desde José López Portillo hasta Fox y Calderón, en vez de reinvertir sus excedentes petroleros que hubo, en su propia infraestructura y refinerías, se la chuparon, sostener ese elefante de gobierno, inflando su nómina y gasto corriente y hacer rescates de bancos, carreteros y deudas particulares a través del FOBAPROA? Todos los gobiernos le metieron mano, incluyendo al actual, desde luego, avorazados y gastalones, se la acabaron políticos y empresarios y ahora le dan cristiana sepultura. La gallina fue sacrificada.
El gobierno de Enrique Peña Nieto, pensó que esa “caja chica” del gobierno nunca se iba a acabar acentuando el sobregasto a manos llenas y si sabía que “esa vaca ya no daba leche”, perdón, esa gallina ya no daba huevos, ¿Por qué autorizó la construcción de una Torre para el INE, porqué pagó su avión que tanto ofende al pueblo, porqué autorizó tan desorbitantes sueldos y presupuestos a los ministros de la Suprema Corte de Justicia y Magistrados, porque tan elevados salarios a los consejeros del INE, de la burocracia dorada y de partidos, todavía se reparten los senadores y diputados bonos además de sus súper sueldos y aguinaldos.
¿Por qué no nos dicen a los mexicanos que estamos pagando más de cuatrocientos mil millones de pesos mensuales, sólo por intereses, de esa desorbitante deuda que el entonces secretario de Hacienda Luis Videgaray diseñó? ¿Por qué esos multimillonarios gastos en publicidad e imagen del presidente y del gabinete? Entonces por qué no se ha detenido a los ex gobernadores que han sido acusados y procesado por corrupción sin castigo y obligarlos a que regresen lo robado, ¿Por qué tanta impunidad y complacencia con la corrupción?
Suponiendo sin conceder de esta quiebra técnica de PEMEX, si tenía esta información, ¿entonces por qué quería construir un tren bala de primer mundo de la Ciudad de México a Querétaro y seguir construyendo el nuevo mega aeropuerto que significa miles de millones de pesos? ¿Por qué insistir en pagar pensiones vitalicias a los expresidentes? ¿Por qué el pueblo tiene que pagar siempre los platos rotos?
¿Por qué en vez de esos gastos suntuosos no construyeron refinerías y producir nuestra propia gasolina y no ser dependientes de las importaciones? Hay tantas preguntas sin respuestas que nos hacemos los mexicanos de a pie y que están sin respuestas. Sólo una palabrería irritante hemos escuchado.
Qué nos podrán explicar sobre los regímenes especiales de no cobrarles impuestos a las 400 empresas más poderosas y no haber implantado los impuestos progresivos, es decir, que, paguen más, los que más tienen y no dejarles el peso a las clases medias. Falta agregar que PEMEX y la CFE paulatinamente ya se la estaban entregando a manos de particulares. De eso nada dicen.
Tampoco nos han dicho que, el gobierno de EPN retiró del 2013 al 2015 en secreto 240 mil millones de pesos del erario de PEMEX y la CFE, con esto, deliberadamente contribuyó a la descapitalización de esas dos empresas productivas de México, por los que el gobierno federal tuvo ingresos extraordinarios que los hicieron desapercibidos en el paquete económico que el Ejecutivo entrega cada año al Congreso, al ser etiquetados en el rubro de Otros, sin mayor explicación de su proveniencia.
Si el gobierno decide cobrarnos por la gasolina como lo hacen en Noruega, como dicen en su Olimpo tecnocrático, bien, pero que los salarios que se pagan en Noruega también sean los que se paguen en México, que el ingreso del PIB que tiene aquella nación sea igual en nuestro país. Entonces, ¿por qué nos mintió diciendo que no nos iba a subir la gasolina la luz y el gas a merced de la reforma energética?
Y para acabarla de amolar, ahora la pesadilla Trump…
¿Y ahora, quién podrá ayudarnos? Con todo y la designación de Luis “Vicegaray”, aprendiz de canciller, para infructuosamente darle gusto al malhumorado con México Donald Trump, quién le contesta a Peña Nieto, sobre su declaración del muro, que, “ahora le digo al todavía presidente o expresidente o lo que sea, a mí no me importa, le voy a subir otros tres metros más de altura al muro”.
No fue suficiente el intento servil de complacerlo nombrando al responsable de esta crisis económica que padecemos, “Luis Virreygaray”, quién todavía declaró anteayer que “Trump es muy amable y negociador”. No si le digo, no tienen remedio.

Comenta con Facebook