MINUTO X MINUTO

Se agudiza la deportación de paisanos…


Durango, pionero en el estado en apoyo a connacionales…

Por si algo faltara a la ríspida relación entre el principal inquilino de la Casa Blanca y el gobierno de México, el reciente acuerdo del presidente de EU de cancelar el DACA, que permitía a miles de jóvenes mexicanos permanecer en territorio Estadounidense, ha puesto a trabajar horas extras al gobierno mexicano.
La mayoría de estos jóvenes hijos de migrantes llegaron al vecino país del norte siendo niños sin sus papeles en regla e hicieron su vida la cual está a punto de cambiar por culpa de un xenófobo, pues todo parece indicar será en un plazo no mayor de seis meses que serán expulsados de EU, sin miramientos.
La orden de Trump está ya en el Congreso de Estados Unidos y sería un verdadero milagro que fuera vetada por los legisladores.
Sin tomar en cuenta, que la mayoría son mujeres y hombres jóvenes que estudian o tienen ya una carrera profesional terminada; algunos otros están integrados a la planta productiva, pagan impuestos y cumplen con sus obligaciones, con todo y eso, su futuro es incierto.
En días pasados el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer que su gobierno a través de la SEP pondrá en marcha un plan emergente para recibir a los jóvenes paisanos y que puedan terminar sus estudios profesionales en nuestro país.
Y la pregunta es ¿qué pasará con aquellos jóvenes que trabajan, que en EU tienen un salario superior al que se paga en nuestro país… eso es lo complicado pues en México los empleos en la mayoría de los casos dan salarios muy bajos.
Ese será el gran dilema, cómo equilibrar los sueldos y hacer que los jóvenes se interesen en regresar a su país de origen y que cumplan sus requerimientos de vida digna. 
Lo mismo pasa con los gobiernos de los estados con alta incidencia de emigrantes, que habrán de ser innovadores en programas de ayuda a los connacionales para brindarles el apoyo necesario y los satisfactores de una vida digna. 
Durango, pionero en programa de apoyo a paisanos…
En el caso de Durango, el gobernador del estado José Aispuro Torres ya puso manos a la obra e instruyó al secretario de Educación, Rubén Calderón Luján, para elaborar un programa que permita estar en condiciones de recibir a los jóvenes estudiantes y de ser posible que concluyan su carrera profesional.
El panorama es complicado pero no hay peor lucha que la que no se hace y corresponde a los gobiernos de los estados poner su parte y Durango ya puso manos a la obra.
Al fin terminó la repartición  del frente amplio progresista de las candidaturas al gobierno en las elecciones del próximo año.
Para el PAN -tenía que ser- lleva mano en los estados de Yucatán, Veracruz, Puebla y Guanajuato; PRD, Morelos, CDMX, Chiapas y Tabasco, MC en Jalisco.
La coalición ya está lista, habrá que ver si se respetan los acuerdos pues de otra manera la derrota será estrepitosa y aleccionadora que el agua y el aceite no es buena combinación.

Correo electrónico:
vista_politicastro@yahoo.com.mx