Loading

¡Se extingue Pensiones!

Aispuro va por el rescate de la institución

La quiebra de la Dirección de Pensiones del Gobierno del Estado no es un asunto nuevo, es causa natural de años de irresponsabilidades y corrupción entre los sindicatos del magisterio estatal y el gremio de los tres poderes, que contribuyeron a la descapitalización del fondo de pensiones.
Durante muchos años se habló de la reforma de la Ley de Pensiones, nunca se hizo nada, dejaron que las cosas continuaran igual y ahora se pagan las consecuencias.
La crisis de la Dirección de Pensiones se hizo más notoria durante los sexenios de Maximiliano Silerio y Ángel Sergio Guerrero Mier, cuando pensiones dejó de financiar acciones de vivienda para los trabajadores por falta de recursos económicos.
Durante el sexenio de Guerrero Mier e Ismael Hernández Deras se comenzaron a cerrar las farmacias, restaurantes y tiendas establecidas en la capital del estado y en Gómez Palacio.
En aquellos años se hizo público que la cartera vencida y las pérdidas millonarias mensuales en los negocios de pensiones eran la principal causa.
Se dijo el porqué cerraban las tiendas pero nunca se mencionó que las tiendas financiaban con despensa la casa chica y grande de algunos funcionarios y directivos sin que se cubriera el importe correspondiente.
Se dio de baja al personal sindicalizado, claro con su liquidación respectiva y a otros trabajadores se les reubico en otras áreas administrativas.

Pensiones coto de poder…

Los sindicatos de los Tres Poderes; Sección 44 y 35, tenían en la Dirección de Pensiones un importante coto de poder pues los dirigentes hacían uso discrecional de los fondos de préstamos, para algunos de sus allegados, sin cumplir muchas veces los requisitos. Otras veces el crédito no se liquidó o el beneficiario falleció o dejó la ciudad.
El director en turno tenía que acatar la orden de tal o cual líder sin chistar pues así la relación con los sindicatos era óptima y aseguraba su permanencia.
Ya en esos tiempos se realizaban esfuerzos para salvar a Pensiones de la quiebra virtual. Sin programas de vivienda, las farmacias y tiendas cerradas, el ahorro era significativo pero no suficiente, el daño patrimonial ya estaba hecho.
El hoy gobernador del estado, José Aispuro Torres, conoce el problema, pues durante el sexenio de Ismael fungió como director de Pensiones, realizó esfuerzos serios para apuntalar la reforma de Pensiones.
Por motivos electorales, lamentablemente su permanencia fue corta y el tiempo hizo lo suyo, acabar con lo poco que se había avanzado.
Durante décadas funcionarios de primer nivel del gobierno aprovecharon a la Dirección de Pensiones para obtener “préstamos” preferenciales, que nunca fueron liquidados.
Durante los sexenios de Ramírez Gamero, Silerio Esparza y Guerrero Mier, fue una práctica cotidiana.

Corrupción también hizo lo suyo…

Durante el sexenio de Ramírez Gamero, se dio manga ancha para préstamos para compra de vehículos de algunos privilegiados del mandatario en turno.
Después de esfuerzos fallidos, para recomponer el escenario durante el gobierno de Ismael se ubicó al profesor Julián Salvador Reyes en la dirección y tuvo que tomar la determinación de cerrar el velatorio El Sabino, liquidando a empleados y en otros casos autorizar su jubilación.
En ese tiempo sin razón aparente la última inversión millonaria en esas instalaciones fue la construcción del rimbombante crematorio del velatorio El Sabino, que también fue sometido a una rehabilitación integral.
A pesar del costo nunca se supo que fin tuvo, si se renta, lo vendieron o pasó en comodato a alguna agencia funeraria.
El actual director de Pensiones, Francisco Esparza, es un funcionario honesto, que ya conoce el problema pero lo cierto es que no basta hacer declaraciones y andar de quejumbroso, hay que poner manos a la obra y rescatar lo que se pueda de la institución.
Ciertamente el problema es menudo, actualmente el Gobierno del Estado destina una suma millonaria para apoyar el gasto corriente de la institución y que sobreviva con limitaciones ante la adversidad.
El compromiso del Gobierno, que encabeza José Aispuro Torres, es difícil pues en seis años intentará recomponer lo que años de corrupción e irresponsabilidad hicieron con una institución noble de la cual quedan solo despojos.

Destina Aispuro 230 mdp Tamazula…
Recursos extraordinarios del orden de 230 mdp destinó el gobierno de José Aispuro Torres, que se habrán de aplicar en obras diversas.
Dentro de este paquete de obras se incluye la infraestructura carretera; programas específicos de fomento al cultivo de aguacate; remodelación del hospital regional.
También se llevará a cabo la instalación de la universidad tecnológica, con lo cual se abren expectativas para que los jóvenes de la región realicen sus estudios profesionales sin salir del terruño.

Correo electrónico: vista_politicastro@yahoo.com.mx

Comenta con Facebook