Loading

Si hay “otros datos”, que se difundan…

Enrique Aranda 

De existir, como asegura él que existen, los “otros datos” a que con frecuencia alude cuando de desestimar información que, particularmente en lo económico, contradice su personalísima percepción del país se trata, Andrés Manuel López Obrador estaría obligado a darlos a conocer de manera pública y, más, pormenorizada.

Y esto, no sólo porque abonaría a devolver a su cuestionada administración sexenal, a su persona y a sus más cercanos colaboradores, parte, al menos, de la credibilidad perdida en seis meses escasos, sino, esencialmente, porque ayudaría a estabilizar y devolver certidumbre al empresariado nacional y extranjero sobre la realidad y evolución previsible de una economía que no parece “ir requetebién…” como el tabasqueño gusta pontificar e, igualmente, la confianza a la sociedad que un día sí y otro también se pregunta qué tan cierto es lo que augura del aún nuevo gobierno y, más, sobre la expectativa de una crisis que crece al paso de las horas.

Apenas el jueves, efectivamente, la falta de seriedad para asumir y eventualmente enfrentar la compleja realidad que se vive en la actualidad volvió a irrumpir y a confundir cuando, luego de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a cargo ahora de Zoé Robledo, diera a conocer cifras duras sobre el desplome de 88% en la generación de empleos durante el pasado mayo –3,983 contra los 33,966 del mismo mes de 2018 y los 26,742 de 2017– el jefe del Ejecutivo no sólo desestimó la información sino que, incluso, definió la ruta para “maquillarla”, vía la incorporación de miles de ninis, “becarios” del programa Jóvenes Construyendo el Futuro…lo que horas después hizo el Instituto.

A la vista lo anterior y al margen de consideraciones de tipo anecdótico, lo cierto es que posturas como la mencionada no hacen más que agregar incertidumbre sobre el quehacer de un gobierno aún en ciernes y respecto del cual existe toda suerte de suspicacias y dudas, amén de poner en cuestión el trabajo realizado por los más cercanos al Ejecutivo y la decisión de abonar a la transparencia en todos los órdenes.

La opacidad poco o nada aporta…como evidencia el paulatino posicionamiento que sobre la realidad nacional han venido asumiendo las más connotadas calificadoras nacionales e internacionales…independientemente, se entiende, de que también sean descalificadas como tales y desestimados sus diagnósticos.

Así no…

Asteriscos

* Hace no mucho, por cierto, escuché a López Obrador advertir que no se permitirían más “tomas” de casetas de cobro en carreteras federales… bueno, yo tengo “otros datos”: el viernes y el sábado, y pude constatarlo de manera personal, la caseta de cobro en Tepotzotlán, sobre la México-Querétaro, fue tomada por jóvenes y sus familiares –vándalos en realidad– que exigían dinero al paso de los vehículos…

* A grito de “evitemos que el PRI se convierta en satélite de Morena”, Ivonne Ortega y José Encarnación Alfaro consiguieron –“por muy poco, apenitas pues…”– registrar su candidatura a la dirigencia del Revolucionario Institucional que, en el marco de un proceso simulado, prevé imponer a Alejandro A(m)lito Moreno Cárdenas como sucesor de la indolente peñista-salinista dirigente de turno, Claudia Ruiz Massieu…

Comenta con Facebook