MINUTO X MINUTO

Durango, dentro del conflicto migratorio con Estados Unidos


Aunque nos parece lejano, el conflicto migratorio y de intercambio comercial entre México y Estados Unidos, involucra directamente a nuestra entidad. Los número así lo demuestran. Por ejemplo:
1.- De acuerdo con información dada a conocer en diciembre pasado, en Durango las remesas familiares aumentaron a niveles históricos nunca vistos, pues hasta el tercer trimestre de 2016 (enero-septiembre) el ingreso de divisas ascendió a 446.5 millones de dólares (8 mil 930 millones de pesos), con un incremento del 11.7 por ciento con respecto al mismo período de 2015, según datos proporcionados por el Banco de México.
2.- Durango está entre las 10 entidades con mayor expulsión de ciudadanos hacia Estados Unidos, de acuerdo con el anuario de Bancomer.
De ahí la importancia de que nuestras autoridades encabezadas por el gobernador José Aispuro Torres se hayan aplicado a trabajar en torno a un tema que pronto exigirá acciones concretas para miles de repatriados que tendremos de regreso.
3.- Pero el proyecto Trump de deportación y de castigar con 20% de impuestos extras a los productos que entren a Estados Unidos desde nuestro país, topará con una cruda realidad.
Y es que en más de dos décadas de haber firmado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la integración entre México y Estados Unidos ha crecido de manera significativa, por lo que actualmente seis millones de empleos en la Unión Americana dependen de la venta de productos que principalmente adquieren industrias mexicanas.
Según datos de la Secretaría de Economía el comercio con Estados Unidos le representa a esa nación más de mil 300 millones de dólares diarios por la venta de artículos y materiales en México.
Incluso, más del 40 por ciento de los productos que exporta México hacia Estados Unidos tienen partes o materias primas estadounidenses, por lo que colocar barreras físicas o fiscales le afectaría a ambos países, debido a la integración industrial que tienen, han dicho previamente diversos analistas.
Por el contrario, las operaciones de las empresas mexicanas que tienen plantas o sucursales en la Unión Americana generan cerca de 85 mil empleos en aquel país, lo cual refleja que el beneficio es mutuo, expone un estudio de la Cámara Americana de Comercio (American Chambers).
Algunas de esas empresas son Bimbo, Cemex, Grupo Alfa, Sigma Alimentos, Gruma, Grupo Lala, Bachoco, Mexichem y últimamente Cinépolis y Vitro.
Previamente, la dependencia federal indicó que el PIB de unos 27 estados de la Unión Americana es favorecido por sus ventas hacia México, principalmente California, Texas, Nueva York y Florida, donde las importaciones estadounidenses suman más de 186 mil 802 millones de dólares, de los 495 mil 693 millones de dólares comercializados en 2015, según datos de ProMéxico.
Además, México es el segundo destino de las exportaciones estadounidenses, con el 15.7 por ciento, es decir, un billón 593 mil 870 millones de dólares que obtuvo de sus ventas al exterior.
Como resultado del comercio con México los estados de California, Texas, Nueva York, Florida, Illinois, Ohio, Rhode Island, Georgia y carolina del Norte concentran 2 millones 400 mil puestos laborales directamente ligados a nuestro país.
Los principales productos que esas entidades venden a México son computadoras, alimentos y maquinaria para transporte, así como partes para artículos electrónicos que se ensamblan en nuestro país.
Sin embargo, en los últimos 10 años las compras de EU a México aumentaron 40 por ciento al pasar de 177,497.20 a 248,077.10 millones de dólares, a lo cual se suma que más de un millón de personas cruzan diariamente la frontera entre México y Estados Unidos, mientras que pasan más de 350 mil vehículos al día.
4.- Finalmente, la carta firmada por importantes compañías de alimentos y la mayoría de las organizaciones y cooperativas agrícolas nacionales enviada al presidente Donald Trump, hace algunos días, sostiene que una buena parte del éxito del sector agrícola en Estados Unidos se relaciona con el comercio y la colaboración con México y Canadá.
“En los 20 años transcurridos desde la implementación del TLCAN, la integración del mercado que promovió, ayudó a cuadruplicar el valor de las exportaciones de alimentos y productos agrícolas de Estados Unidos a Canadá y México”, señaló la misiva.
Entonces, por más que vocifere el presidente norteamericano, no le será fácil imponer sus ocurrencias a nuestro país. Enfrentará además del desprestigio internacional, las crecientes presiones de sus empresarios, campesinos, industriales y políticos.