MINUTO X MINUTO

Designación de un comisionado propietario del IDAIP


El próximo jueves 23 de febrero habrá de terminar su periodo como comisionado propietario del Instituto Duranguense de Acceso a la Información (IDAIP) el maestro Alejandro Gaytán Manuel. El Congreso del Estado ya ha emitido una convocatoria para el registro de aspirantes a comisionados que ocupen el espacio que dejará Gaytán Manuel.
La tendencia creo que internacional es dotarle a la sociedad de organismos que garanticen la trasparencia y al ciudadano la discreción en el manejo de sus datos personales. Por ello, la designación de un nuevo integrante del IDAIP no es cuestión menor, puesto que son el órgano garante para que a los ciudadanos se les garantice el acceso a la información de los sujetos obligados, así como el respeto irrestricto de sus datos personales.
La ley es clara cuando establece que el proceso de elección de los comisionados debe de ser en un proceso abierto y transparente, sin embargo, la convocatoria no establece en el método si será este proceso de designación abierto, ni como se garantizará la transparencia a la que están obligados.
No creemos que baste con que los aspirantes tengan prestigio personal y profesional solamente, es fundamental que se haya insertado en la defensa de la libertad de expresión e información, así como cuando menos haber participado en foros de defensa de los datos personales. Alguien de prestigio que desconozca el tema puede convertirse en obstáculo para la realización de programas, planes y proyectos del IDAIP.
Debe de ser una persona con sensibilidad para entender que la participación ciudadana es fundamental para la realización de cursos y capacitaciones, así como para su incorporación en proyectos específicos. Entendemos que el soporte fundamental del IDAIP, incluso del INAI no son los órganos gubernamentales, sino los ciudadanos, de ahí su carácter independiente.
Una mala elección de aspirantes puede ser muy costosa para el ejercicio de la transparencia ya que su duración en el cargo es de siete años, lapso en el cual un comisionado lucha por garantizar la transparencia y los derechos ciudadanos, o bien, nade de a muertito o se dedica a ser servidor del poder sin importarle nada más que quedar bien con los poderosos y sacarse fotos con ellos en eventos y ágapes.
Hay varios estados en los que los órganos garantes han designados a sus comisionados: Los aspirantes a comisionados en donde se evaluaron de manera abierta y pública fueron en Chihuahua y Tlaxcala, incluso en Chihuahua la comparecencia de aspirantes fue transmitida por el canal del Congreso. En Tlaxcala los aspirantes presentaron examen y los aprobados continuaron con la evaluación abierta. Jalisco es otro estado en donde el año pasado entraron al órgano garante dos comisionados.
A nivel nacional el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) designa a sus comisionados en comparecencia pública, transmitida por el canal de la Cámara de Diputados. Solo la comisionada propietaria del IDAIP, Licenciada Lourdes López es la que ha presentado solicitud para comisionada del IDAIP.
Me parece que el proceso democrático está establecido en la convocatoria porque es amplia e incluyente, evita que los partidos políticos se apoderen del órgano garante al poner candados para dirigentes de partido, aunque pudiera haberse ampliado a quienes han sido representantes populares en cualquier nivel.
Tenemos la sensación de que la comisión responsable de la elaboración de la convocatoria para la designación del comisionado o del IDAIP no consultó con el órgano local, ni con los órganos garantes de otros estados del país, tampoco con el INAI, de ahí que en cuestiones como la designación en un proceso abierto y transparente que es fundamental sea confusa, esperemos que en la ejecución de la convocatoria se garantice la democracia, la transparencia, la independencia, la imparcialidad y la garantía de que el compromiso del próximo comisionado sea real por garantizar los derechos y no vaya solo colgarse de la nómina. O no.