MINUTO X MINUTO

Interesante la actividad cultural en el municipio


En medio de la crisis y todo lo que ello conlleva, se van presentando otras posibilidades de que nos salgamos un poco de estos difíciles escenarios que nos asfixian, reconocer que se construyen espacios para pasar un rato agradable y oxigenante.
Sin duda la actividad cultural tiene importante repunte en nuestro municipio, ya no solo es el arte callejero que se expresa y se expresa muy bien en la calle Constitución o con los semaforeros malabaristas, buenos, casi profesionales, trashumantes, y a los que creemos les adeudamos respeto y reconocimiento, todos dan su arte a paseantes y visitantes, sin duda es un plus para el turismo.
Los diferentes festivales son también una posibilidad de asistir a eventos culturales, pudimos asistir ir a dos exhibiciones en el Festival Internacional de Cine organizado por la cineteca municipal que dirige el cineasta Juan de la Riba.
Fue buena experiencia cultural no solo por la calidad del cine, sino porque se tuvo la oportunidad de escuchar y tener contacto cercano con grandes hombres de la actuación nacional como Ignacio López Tarso o Diana Bracho, escuchar a directores de cine de la talla de Miguel Littin, qué aunque es de nacionalidad chilena, tiene gran acercamiento con nuestro país. México también mi patria dijo, y créanmelo que no fue una expresión de compromiso, sino de sentimiento.
Por cierto, la película de Miguel Littin que por primera vez se exhibió en México en este festival internacional a la que tituló “Allende en su laberinto” es una trama de los últimos momentos del presidente chileno – derrocado por la dictadura militar en 1973 – en la Moneda, equivalente al palacio nacional de nuestro país, el cual fuera bombardeado por la aviación chilena, cercado por tanquetas del ejército golpista, aniquilando a quienes con el presidente Allende resistían.
A casi cincuenta años de este suceso, la película no es vieja, ni mucho menos, es de una vitalidad y actualidad impresionantes, sin duda se ve en la cara de los asistentes que al terminar la película se ven impactados, arte que no impresiona y convoca a las emociones no es arte, dicen por ahí y Miguel Littin estremece con su película.
Le comentamos al maestro Littin que el film es una lucha contra la amnesia, estuvo de acuerdo, es para que quienes vivimos ese asesinato a la democracia chilena y sus secuelas a Latinoamérica no lo olvidemos, pero también para que las generaciones posteriores lo sepan.
Pero no solo eso, la película nos lleva a una serie de reflexiones en donde los principios ideológicos van más allá del sacrificio y están ligados a los valores fundamentales del ser humano. Titubear en las convicciones en momentos extremos es normal, traicionarlos es inamisible, es parte del diálogo que la película tiene con el espectador. Nos queda la reflexión y casi la certeza de que la crisis política de este país es porque se aniquilaron las convicciones, las cuales fueron desplazadas por el interés de los grupos.
Pero no solo es el cine, son conferencias, exposiciones y los eventos que el Festival Revueltas nos va a presentar, lo cual es verdadero festín cultural.
Asistí a la presentación que de la novela “Ecos” hizo su autora Atenea Cruz, amigos de hace años me dio gusto asistir, no solo tuve un acercamiento con la trama, el estilo, la propuesta y la narrativa que Atenea y los presentadores hicieron de su novela, la cual leeré con particular emoción, sino que la autora me escribió en su libro una dedicatoria que quiero compartir.
“Para el Morenazo, alias Jesús Nevárez, que fue compañero en el inicio de esta aventura. Con el cariño de la sierra”.
Efectivamente, estuvimos en un campamento literario en la sierra de Durango en donde presentamos un esbozo de novela, a mi me fue aceptado el proyecto como a ella, con la diferencia de que ella es una escritora admirable, yo solo un aficionado entrampado en mi proyecto. O no.