Loading

Solo un par de palabras

“A John Lennon lo mató un fan. A Versace lo mató un fan. A Selena la mató una fan. A ver a qué hora, chairos”. Este fue el tuit al que el periodista Ricardo Alemán retuiteó agregando dos palabras: “Les hablan!!!” y que desató el linchamiento tumultuario contra el columnista en redes sociales el pasado fin de semana.
Ciertamente, el mensaje y su difusión, abonan a un clima de violencia verbal que ha ido escalando a medida en que se aproxima el día de la elección presidencial. Un análisis inmediato del mismo, sería el que se invoca o conmina a que un seguidor o “fan” del candidato López Obrador, atente contra la vida del político tabasqueño.
La indignación y el rechazo en contra del mensaje visto como incitador de la violencia creció hasta convertirse en tendencia mundial. Importantes líderes de opinión reprobaron y exhibieron a Ricardo Alemán. Ni que decir de los “bots” o “usuarios fantasmas” al servicio de MORENA que lo hicieron pomada y que presionaron en los medios de comunicación en donde colabora Alemán para que lo despidieran. Hasta el momento, Televisa y Canal 11 se prestaron a ello.
El día de ayer, el actor y cantante Elihu Gil, le manifestó su apoyo al periodista en Tweeter: “Tu tranquilo, más de uno deseamos se le aplique un ‘Colosio’ al populista ese”. Más tarde, insistió: “Si AMLO propone amnistía, yo propongo un movimiento tipo ‘apliquenle la de Colosio’ a ese pinche populista”. Como se ve, estamos en una época en la que cualquier comentario mal intencionado puede encender la mecha. Otro más, esta relacionado a la disparatada idea de El Bronco de “mocharle” la mano a los que roban: al día siguiente del primer debate entre candidatos a la presidencia, en Acapulco, Guerrero, apareció un cuerpo con las manos amputadas y sobre el mismo una manta en la que se podía leer, “Ya lo dijo El Bronco, cortarle las manos a los lacrosos que roban, aquí está el primero”.
Regresando al tuit que generó todo esto, habría que señalar además que en el afán de condenar o reprobar se haya incitado, vía la presión por redes sociales, a cerrar espacios informativos en donde aparece o colabora Ricardo Alemán, esto en detrimento de la libre expresión. Llama la atención el caso particular del columnista de La Jornada y ex presidente del PRI en San Luis Potosí, Julio Hernández, quien es uno de los más activos promotores del linchamiento en redes en contra de Ricardo Alemán y lo que ha llamado “Periodismo sicario”.
Con esa misma energía debió haber sido juzgado el también articulista y abogado norteamericano John Ackerman cuando hace algunos meses tuiteó: “La única manera de que haya un cambio pacífico es con López Obrador. Si nos vuelven a robar la elección, va a haber chingadazos”. O bien, cuando Paco Ignacio Taibo II sale con sus dislates sobre expropiar empresas extranjeras y fusilar a empresarios no nacidos en México en el Cerro de las Campanas.
“Les hablan!!!”, solo un par de palabras puestas en un tuit, sin pensar en las consecuencias que tendría, sin ponderar lo inapropiado, y lo inoportuno. Un manejo nada asertivo de un mensaje difundido masivamente en el que se hace apología de la violencia, algo desde luego sumamente reprobable. Pero además, lo realmente preocupante es que se deja el antecedente para que el implacable tribunal en el que se erigen las redes sociales pueda, con el poder que hoy se les ha concedido, cerrar espacios de opinión y de difusión de ideas en medios de comunicación tradicionales o se puedan destruir reputaciones, trayectorias profesionales, por quedar atrapado en la vorágine de un linchamiento mediático.
No solamente ha perdido en este asunto Ricardo Alemán, quizá merecidamente, sino que además ha perdido la libertad de expresión. Eso es lo más preocupante.

Botica
Manuel Espino y Germán Martínez posando junto a AMLO y levantándole los brazos en señal de triunfo. Ricardo Anaya asistiendo y participando en el aniversario del PRD. Se habla de la desaparición del PRI después del 1 de julio, ¿Habrá iniciado ya la del PAN?

@ferramirezguz
ladoscuro73@yahoo.com.mx

Comenta con Facebook