Loading

SUICIDIO…. ¿QUIÉN ES RESPONSABLE?

suicidio11-copiaDe acuerdo al INEGI respecto al documento emitido el 8 de Septiembre del 2014, “Estadísticas a propósito del día mundial para la prevención del suicidio (10 de Septiembre)”, en 2012 se registraron 5 549 suicidios, de los cuales 80.6% fueron consumados por hombres y 19.4% por mujeres.
El principal método utilizado para cometer el suicidio, tanto en hombres como en mujeres, fue el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación (79.5% y 68.4%, respectivamente). El principal lugar donde ocurren los decesos, tanto en hombres como en mujeres, es dentro de la vivienda particular (72.6 y 79.9%, respectivamente).
En 2012 se registraron 826 suicidios en adolescentes de 15 a 19 años, lo que representa una tasa de 7.4 muertes por cada 100 mil adolescentes.
De los hombres adolescentes que cometieron suicidio 11.9% se encontraban en unión libre, en las mujeres esta condición se presenta en 13.5 por ciento.
En la mayoría de los países, el fenómeno del suicidio es considerado como un indicador directo de la salud mental de la población, en cuyo origen convergen distintos factores de riesgo tanto biológicos como psicológicos y sociales. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio se concibe como un acto deliberadamente iniciado y realizado por una persona en el pleno conocimiento o previsión de su desenlace fatal.
México registra para 2011 una tasa de 4.9, lo que le coloca en el tercer país con el valor más bajo dentro de los países de OECD, comparado con Corea con una tasa de 33.3 por cada 100 mil habitantes.
Durango se encuentra con una tasa entre 4.2 a 5.4 por cada 100 mil habitantes, comparado con Quintana Roo en un 10.1.
La combinación de distintos factores sociales predisponen la decisión de una persona para quitarse la vida. Algunos estudios mencionan que este comportamiento se ve diferenciado también por grupos de edad: entre los jóvenes, es posible encontrar ciertos hechos asociados con la depresión y el aumento en el consumo de drogas y alcohol; en los grupos de edad productiva, existen factores de índole laboral y económica; y en los adultos mayores, enfermedades que generan dolor o discapacidad.
En algunos estudios analizados a nivel mundial, se considera la responsabilidad de un suicidio a personas, instituciones o sistemas de salud, en que consiste este análisis, de acuerdo a información europea, se puede considerar como culpable a aquellas personas que cercanas al suicida percibieron o ignoraron factores que influyen en la decisión de la persona en buscar el suicidio, el saber que la persona tiene por ejemplo problemas graves con drogadicción y alcoholismo y no proveer una orientación o acompañamiento adecuado hacia una instancia preparada profesionalmente puede ser una causa de omisión que desencadene en un suicidio.
De igual manera la responsabilidad de un profesional de la salud en no solicitar oportunamente el abordaje por especialistas en coartar el intento suicida es algo que debe de ser considerado.
Inclusive la responsabilidad llega hasta instituciones o sistemas de salud y/o jurídicos, por no establecer mecanismos adecuados de acercamiento y abordaje de aquellas personas que tienen la intención de suicidarse, en este ámbito compete a autoridades de salud, diputados, senadores etc., ya que es su responsabilidad ofrecer las instancias necesarias para que una familia solicite ayuda de orientación y atención a aquellos sospechosos de un suicidio, las alternativas de salud mental tienen que estar al alcance de la población en general.
Es importante mencionar que existen dentro de el análisis realizado se han encontrado estadísticas que mencionan ejemplos de riesgo para el suicidio como son las prisiones, y los hospitales de salud mental, por esto la necesidad de contar con los mecanismos necesarios para poder combatir este problema en instituciones como las comentadas.
Sin embargo al hablar de la responsabilidad que se tiene en una persona con intento de suicidio o que lo ha logrado, se tiene que analizar las características del núcleo familiar, principal responsable de identificar, atender y evitar en forma oportunamente este evento no deseado como es el suicidio, ya que la lesión que se presenta a terceros posterior a la consumación de un suicidio es ya una responsabilidad conjunta de la familia y de las autoridades para poder ofrecer el apoyo especializado necesario.

Por sus comentarios gracias fournierfrancisco@hotmail.com

Comenta con Facebook