Loading

Un nuevo satélite llamado PRI

Luego de ser una especie de planeta, con satélites girando a su alrededor, el PRI terminó por convertirse en uno de estos. Sí, el Revolucionario, está en el proceso de transfiguración en satélite del señor Presidente de la República. 

Y no me refiero por la inminente unción de Alito Moreno como dirigente nacional, sino porque en los hechos, las elites priistas se han alineado a las formas, deseos y estilos de López Obrador.

Lo anterior lo podemos comprobar con las siguientes acciones:

1. Los gobernadores emanados del PRI (Alito, principalmente) se han adherido en su totalidad a respaldar los proyectos, como es el caso del Tren Maya.

2. La alineación de los sectores obrero y campesino con AMLO. Ha sido evidente el cambio radical de discurso por parte de Carlos Aceves y del dirigente nacional de la CNC. El primero de ellos tenía el agua a los aparejos con la creación de dos centrales obreras con poder económico y social como son las de Napito y la de Haces Barba. Tanta fue la presión que la CTM se deslindó del PRI.

3. El PRI ha legitimado las reformas constitucionales en materia de Guardia Nacional y la más emblemática, la educativa, en donde no se opusieron a echar al cesto de la basura la reforma que más presumiera Enrique Peña Nieto, que supuestamente pugnaba por la calidad de la educación pública en México. Llama la atención que Ismael Hernández Deras votó a favor de la contrarreforma lopezobradorista; quizá sea por su relación cercana con la maestra Gordillo.

Con estos elementos se puede dilucidar que Alito Moreno estará al servicio del Presidente de la República, solamente se encargaría de terminar ese proceso de transfiguración satelital; el PRI ahora pasará ocupar la órbita satelital para acompañar al PT, Movimiento Ciudadano y al Partido Verde, que ahora están a  merced del poder presidencial.

Bajo este entorno, no es remota la posibilidad ver al tricolor participar en coaliciones electorales con Morena con tal de asegurar la supervivencia económica de sus elites cobijadas con el mano de la revolución mexicana y esto no debe causarnos sorpresa, dado que el PRI es el alma mater de todos los partidos políticos y en especial, es la Universidad Política de donde egresó López Obrador, de manera que habrá PRI para rato.

Comenta con Facebook