Loading

Una lamentable FEUD

La semana pasada el joven Brian Eduardo Parra fue bajado por la fuerza de la camioneta en que transitaba a la altura de la Facultad de Medicina y privado de su libertad por parte de Fausto García Arrieta, hermano de Favian, presidente de la FEUD, y un grupo de sicarios frustrados que, dicen ser estudiantes de la Universidad.

Eduardo Parra fue golpeado por Fausto y los demás delincuentes involucrados en el rapto, y llevado a una casa en donde continuaron golpeándolo, amenazaron con darle “toques” y amagaron (el propio Fausto) con dispararle, luego, llega Favian García y le dice: “para que se te quite lo pendejo”, dando a entender que él había sido quien dio las instrucciones de que lo “levantaran” y violentaran física y psicológicamente.

Lo anterior, forma parte de la narrativa de hechos que el joven Eduardo Parra hizo a través de un video que posteó en redes sociales su madre.

El hecho por sí solo implica la cárcel para los autores materiales e intelectuales, pero al parecer eso no le importa a las autoridades gubernamentales ni universitarias, el secretario de Gobierno, Adrián Alanís, dijo que antes de investigar a los responsables, había que investigar a la víctima para saber si era estudiante de la UJED o no, es decir, señor secretario, ¿si Eduardo Parra no fuera (porque sí lo es) estudiante universitario, estaría justificada la violencia que le propinaron los hermanos García Arrieta?, ¡vaya declaración tan estúpida!, por su parte, el Gobierno Municipal también ha hecho lo propio para restarle importancia al acontecimiento, según una fuente cercana a la familia, Oscar Galván, director de Seguridad Pública Municipal, acudió a donde la familia para pedirles que retiraran la denuncia en contra de los integrantes de la FEUD, además, las autoridades universitarias, en voz del encargado del Despacho de la Rectoría, Edgar Alán Arroyo, ha dicho que ellos no harán nada porque es un tema que les corresponde a los estudiantes, pero ayer que fueron los estudiantes a Rectoría para entregar un oficio donde pedían sesionara la Junta Directiva y se iniciaran los protocolos  para la suspensión definitiva de los involucrados, el flamante encargado de la Rectoría no quiso recibirlos.

Así pues, desde el inicio de su gestión al frente de la FEUD, hace exactamente un año, los hermanos García Arrieta se han dedicado a convertir a la Federación en una asociación de gángsters y ladrones, a lucrar con el apellido Arrieta manchándolo y a intimidar estudiantes, siempre, solapados por las autoridades de los Gobiernos Estatal y Municipal, y las autoridades universitarias, a veces por actuación, a veces por omisión.

El gobernador José Aispuro ha dicho que nadie está por encima de la ley, y que, pese a ser líder estudiantil, Favián García pagará por la responsabilidad que le resulte en el lamentable hecho, sin embargo, la Fiscalía no ha liberado ninguna orden de aprehensión en contra de nadie, a pesar de las denuncias, los testigos y las pruebas, entre ellas, un video donde aprecia a los responsables.

¿Hasta cuándo tendremos que aguantar los universitarios a una Federación secuestrada por una camarilla de ladrones con complejo de gángsters que no nos representan?, ¿Hasta cuándo, señor gobernador?, ¿Hasta cuándo, señor alcalde?, ¿Hasta cuándo señor encargado del Despacho de Rectoría?, ¿Hasta cuándo?

Comenta con Facebook