MINUTO X MINUTO

Urge a Meade operación cicatriz con el priismo “duro” y evitar rebeldía silenciosa


Es curioso y paradójico, que, para ganar un candidato del PRI, necesite de una porción de el voto del tradicional panismo, en donde José Antonio Meade no batallará, toda vez que la corriente calderonista y los Foxistas lo hacen su candidato propio.
Pero a la vez, el precandidato del PRI necesita convencer al priísmo duro, al histórico, que ve con reticencias ir de la mano con una porción de panistas, le urge a Meade pues, diseñar una estrategia para resolver ésa paradoja.
En tanto que figuras tecnócratas como la del aprendiz de Canciller Luis Videgaray, quedarán en un espacio de apoyo en lo oscurito por su acelere como “destapador” anticipado y por las diferencias personales que fueron públicas con el también aspirante finalista secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
Al menos se antoja raro, que, teniendo el PRI a un candidato no priísta, llevara como coordinador general a un neo priísta Aurelio Nuño, otro personaje no ligado al priísmo histórico y desconocedor del mismo y también con diferencias con el pre candidato finalista que apuntaba más en las encuestas, un priísta tradicional como lo es el secretario de Gobernación.
Lo lógico sería que un candidato del PRI que no es del tricolor, tenga de coordinador a un consumado priísta, conocedor de todos los laberintos del partido para que lleve de la mano al candidato por el sendero de todas las corrientes priístas, de la que es ajeno el pre candidato y el novel secretario que sí sabe “ler” Aurelio Nuño. Igual, urge la remoción del neo priísta Enrique Ochoa Reza por un priísta “de hueso colorado” .
Y ha contrario sensu, es lógico que, con el afán de cerrar heridas, Meade le debió de haber preguntado en la comida de reconciliación que llevó a cabo con Miguel Ángel Osorio Chong, ¿A quienes sugería de sus seguidores para incorporar a su campaña? A lo que es de suponer que, paradójicamente y para acabarla de “amolar”, debió haber recomendado a la tampoco priísta, la ex perredista Rosario Robles Berlanga, que era una de sus principales fans.
Otro tema que seguramente han de haber tratado, sobre el contexto electoral, es el análisis sobre la posibilidad que se especula sobre el novel “Partido Encuentro Social”, el PES, que se alíe a MORENA, toda vez que son bien sabidas las reuniones que Yeidckol Polevnsky, secretaria general de MORENA, ha sostenido encuentros con su presidente Hugo Eric Flores, fans de Osorio Chong. Lo que tratarán de evitar a toda costa y está en manos de Osorio evitarlo.
El Partido Encuentro Social es un partido de corte religioso, cuyo dirigente Eric Flores, desde sus inicios es también cercanísimo al ex Jefe de gobierno del DF Marcelo Ebrard, seguidor en lo oscurito, de AMLO, pero paradójicamente también de Osorio Chong, por lo que puede someterse a lo que dicte Bucareli, quien les ayudó a lograr su registro.
No olvidemos que el platillo fuerte al que aspira éste novel partido, el cual está negociando con MORENA y cuyas pláticas están muy avanzadas, es el tema central que ronda en torno a que MORENA apoye en reciprocidad, a su candidato a gobernador del estado de Morelos, al alcalde de Cuernavaca Cuauhtémoc Blanco.
Otro tema que se me antoja tuvieron que analizar el secretario de Gobernación y el precandidato Meade, en su comida de casi cuatro horas, es sobre el PANAL, el partido que fundó la cuestionada maestra Elba Esther Gordillo, que metió a la cárcel el presidente EPN, aprehendida mediante “un cuatro” que le tendió Videgaray, la que sin duda espera el momento para vengarse y para sorpresa de todos, el dirigente nacional de ése partido, Luis Castro Obregón, está teniendo reuniones con MORENA, no sé si como chantaje al PRI para sacarle más posiciones o es en serio una negociación con el partido de AMLO.
Por otro lado, la pre campaña de Margarita Zavala de Calderón, se piensa que en unos días “hará agua”, cuando vemos a seguidores de ella como el puñado de senadores que están de plácemes por la candidatura priísta de uno de los suyos, Meade Kuribreña; están que brincan de gusto empezando por sus amigos personales de Meade y ex compañeros de gabinete, Ernesto Cordero y Javier Lozano, simpatía que sin rubor, han hecho públicas.
Así las cosas, no está lejano el día ni sería extraño, que, como sostiene en su programa de televisión en cadena nacional por skay “Bitácora Política”, el analista político duranguense y columnista del periódico El Financiero, Samuel Aguilar Solís, cuando dice que “Un día de éstos, alguien se le va acercar al oído a Margarita y le va a pedir “Oye Margarita, ¿Por qué no mejor te retiras?”.
Lo anterior es muy probable que suceda en unas semanas, pues si ya tienen candidato calderonista propio con más posibilidades esa corriente panista, en el paradójicamente candidato del PRI, “Pepe Toño” Meade, como ellos le llaman, para qué los pone en aprietos de elegir entre ella y Meade. Finalmente, su intención de debilitar a Ricardo Anaya en el supuesto “Frente por México”, está logrado. Ya no tendría sentido que Margarita continuara en sus afanes de ser candidata independiente.
Por cierto, “dinamitan” al pretendido Frente Ciudadano con la emigración de Enrique Alfaro, quien renuncia ser candidato a gobernador por ése Frente por falta de acuerdos y va sólo con el Movimiento Ciudadano, toda vez, asegura que no se ponen de acuerdo y que ése pretendido bloque de partidos no va a caminar.
Pero yo pienso que al Frente todavía “se le mueve una colita”, si realizan la elección interna de sus respectivos candidatos cada partido por separado y al final, encuestas ciudadanas con los elegidos, como así lo demanda el “rejego” Jefe de Gobierno del DF Miguel Ángel Mancera, ojalá no sea un ardid o una coartada para justificar “pulverizar” al Frente. Sería interesante ésa tercera opción y ver al Frente Ciudadano en la palestra.