Loading

El “Gato” García forjó peloteros de exportación

gato-(archivo)MÉXICO, D.F.- El campo del estadio “Francisco I Madero” de la capital de Coahuila ha sido fértil para el beisbol mexicano, que desde el miércoles por la noche presume al pelotero tricolor 117 en la historia de las Grandes Ligas.
Daniel Castro, infielder que el miércoles se uniformó con los Braves de Atlanta y pegó un imparable en su primer turno en la Gran Carpa, es producto de los Saraperos de Saltillo, al igual que los lanzadores Arnold León y Rafael Martín, quienes este año debutaron en el mejor beisbol del mundo.
Tres jugadores que los Saraperos han logrado exportar, al igual que el serpentinero Fernando Salas, que desde 2010 lleva la etiqueta de MLB.
Una de las cabezas responsables de que cuatro elementos de la novena saltillense hayan alcanzado las Grandes Ligas, es José Luis ‘Gato’ García, quien fungió 13 campañas como gerente de la institución norteña y bajo su radar se lograron la contratación y venta a Estados Unidos de los cuatro nombres antes citados.
García, ex pelotero de Liga Mexicana de Beisbol (LMB), que cubrió los jardines, es un convencido que la apuesta a la juventud es la vía para alcanzar el éxito, por lo que hoy a la distancia puede ver fruto del trabajo que realizó.
“Daniel Castro cuando lo firmé en Guaymas ya casi lo tenía negociado con Manuel Samaniego, quien es el scout de los Braves de Atlanta. Después lo trajimos a la Academia y empezó a vivir todo el proceso de un joven en el beisbol mexicano: Academia, Liga Norte de Sonora, lo movimos por Nayarit y Atlanta no lo prestó para que empezara a jugar en LMB”, declaró “Gato” García, quien ahora funge como gerente general de los Rieleros de Aguascalientes.
El directivo ve a Castro como un pelotero con las cinco herramientas para brillar en el beisbol.
“Es un talento infield que corría muy bien. En 60 yardas el marcó 6:08 segundos, tiempo de Estados Unidos, por lo general destacan los que están por debajo de los siete segundos. Tiene un brazo por arriba del promedio y como short stop tira arriba de 87 millas por hora, excelentes manos y muy pícaro para jugar, pese a la juventud que tenía cuando lo firmé”, precisó García, quien en Saltillo conformó las piezas del bicampeonato de 2009 y 2010.
 

Comenta con Facebook