Loading

Espera verlo en el Mundial

Gato-(archi)

El experimentado árbitro Norberto Toca, reconoce que Marco Antonio “Gatillo” Ortiz es un garbanzo de a libra

El arbitraje duranguense está de manteles largos, pues el viernes pasado galardonaron a Marco Antonio Ortiz Nava como el mejor silbante del Torneo Clausura 2015 dentro de la Liga de Ascenso MX.
Ortiz Nava trae el arbitraje en la sangre: Es hijo del actual Delegado de la Subdelegación de Árbitros Profesionales Durango, Marco Antonio “Gato” Ortiz Vargas, quien además del amor por el silbato, también le heredó su apodo, aunque en Durango a Ortiz Nava se le conoce como el “Gatillo” o el “Gato Junior”.
El junior tiene a su padre hinchado de orgullo y también a los duranguenses que lo han seguido de cerca en los campos o en las redes sociales, el viernes fue uno de los silbantes más aplaudidos en la XLI Convención Nacional para Árbitros Profesionales que se efectuó en el Puerto de Acapulco.
El árbitro Norberto Toca de Santiago es parte de esta historia, pues como instructor de la Subdelegación de Árbitros Profesionales Durango, le tocó guiar al “Gatillo” en sus primeros pasos como “nazareno”.
Ayer el “Toca” fue encargado de impartir justicia en uno de los partidos más importantes de la ronda de cuartos de final de la Liga Veteranos Durango.

PASIÓN DEPORTIVA- ¿Cómo ve la situación del arbitraje duranguense?
NORBERTO TOCA: “Bien, pero tiene que progresar más el arbitraje de Durango, el árbitro tiene que sentir más la camiseta, como el jugador, el árbitro tiene que ser igual que el jugador, sudar la camiseta con pasión, independientemente de dónde arbitre tiene que hacer su trabajo con conocimiento y dominio de las reglas”.
PD- Un árbitro duranguense la anda rompiendo a nivel nacional
“Sí, es mi alumno, mira, son garbanzos de a libra y tú lo sabes, al igual que en el futbol profesional, aquí hubo jugadores muy buenos, así nosotros queríamos ver árbitros, queríamos ver a un silbante en Primera División, teníamos en la Liga de Ascenso, pero apenas en la máxima categoría… a este muchacho lo tuvimos desde chiquito, desde joven tenía inquietudes de arbitrar, lo metimos y lo fuimos llevando”
PD-¿El éxito del Gato servirá para impulsar a más árbitros duranguenses?
“Sí va a ayudar mucho, incluso ahora, gracias a su apoyo, como Marquito está ahí en México en ese nivel, está ayudando con sus jefes, diciéndoles que “en Durango hay árbitros, fíjense en Durango hay árbitros”, entonces yo les digo a los muchachos, vamos a hacer nuestra chamba, así como la hizo él, nosotros debemos hacer nuestro trabajo, para que todos crezcan, si él creció, por qué otros no van a crecer”.
PD- ¿Qué tiene diferente el Gato de los demás árbitros duranguenses?
“La diferencia es el carácter que le puso y las ganas de querer ser… y algo muy importante, él escuchó los comentarios y consejos de sus profes y poco a poco los fue valorando, y es que como joven de repente te pierdes un poquito, pero él gracias a Dios se estabilizó, se puso bien, se puso las pilas y nos escuchó a los viejos y por eso ahora está en ese nivel”.

Comenta con Facebook