Loading

Hecho en Durango: Marco Antonio Ortiz Nava, un “felino” apasionado del futbol

gato1

El duranguense tiene siete meses silbando en el máximo circuito del balompié nacional.

Pasión, esa es la palabra correcta para definir en el ámbito profesional a Marco Antonio Ortiz Nava, árbitro que por su trabajo, esfuerzo y dedicación ha cumplido todos y cada uno de sus sueños que se ha trazado en su carrera como juez de futbol.

Hijo de otro gran árbitro duranguense, Marco Antonio “El Gato” Ortiz Vargas, Marco siempre tuvo bien trazados sus ideales y el dirigir partidos de futbol ya lo llevaba en la sangre, siempre firme y trazándose los objetivos que quería cumplir, uno de ellos llegar a silbar en el máximo circuito del balompié nacional.

SUS INICIOS

“El Gatillo”, como lo conocen sus amigos y gente cercana, es un apasionado del futbol como él mismo lo asegura y antes de ser árbitro soñó con ser futbolista profesional, “Siempre he sido un apasionado del futbol y desde muy pequeño practicaba este deporte. Soñé con ser futbolista profesional; hasta que conocí el arbitraje, comencé a ir a ver a mi papá a sus partidos que le tocaba arbitrar, y de ahí le fui tomando cariño”, comentó.

Marco se inició en el mundo del arbitraje a los 13 años de edad, siendo juez en partidos de futbol rápido y futbol femenil, “tenía 13 años cuando comencé a arbitrar en encuentros de futbol rápido y futbol femenil, después ya vinieron los encuentros varoniles en soccer y ahí fue más agradable debido a que no hubo nervios ya que venía pitando desde antes en rápido y el miedo ya se había ido”.

Ortiz Nava se mantuvo alrededor de dos años silbando a nivel amateur donde fue adquiriendo experiencia en cada una de las ligas de futbol en las que requirieron sus servicios y es que a pesar de la juventud, eso no impedía para que Marco dirigiera los partidos de manera excelente, fue eso lo que le motivó a probar suerte en el profesionalismo.

EL PROFESIONALISMO

Dado su buen trabajo en las mejores ligas duranguenses, Marco Ortiz decide dedicarse completamente al arbitraje a la edad de los 15 años cuando se le presentó la oportunidad de hacer un curso para árbitros profesionales, “tenía 15 años cuando se me presenta la oportunidad de hacer un curso para árbitros profesionales, fue ahí cuando decidí a qué quería dedicarme”, recuerda.

Al hacer el curso y aprobarlo, el duranguense se trazó bien sus metas, las cuales hasta hoy ha ido cumpliendo una en una desde su debut en el profesionalismo en 2003, “fue en Apatzingán, Michoacán, mi debut en el profesionalismo, lo hice como árbitro asistente y es que durante el curso nos dieron la oportunidad de debutar dentro del sector profesional”, afirmó.

Ortiz Nava contó cómo fue la primera vez que estuvo en encuentro en el ámbito profesional, dijo que sí hubo nervios, pero fue bonito el alcanzar la primera de muchas metas trazadas, “sí, claro, desde luego que sí hubo nervios, como los sigue y seguirá habiendo hasta el último de mis partidos, tanto como árbitro o jugador, es una muy agradable sensación de nervios y ansiedad por salir a la cancha y dar lo mejor que uno tiene”, enfatizó el duranguense.

Al cuestionarle si es complicado silbar encuentros a equipos duranguenses fue claro en decir que “En lo personal no, siempre he dirigido mis partidos de la manera más imparcial posible. No distingo colores, playeras o localidades, mi honestidad y mi profesionalismo hacen que siempre mida a todos los equipos por igual” afirmó Ortiz Nava.

EL CAMINO A PRIMERA DIVISIÓN

La meta hasta ahora más importante que ha logrado el árbitro duranguense es haber llegado al máximo circuito del balompié nacional. Y es que para poder hacerlo Marco Ortiz se tardó 12 años, explicó que se tiene que comenzar desde Tercera División y mostrando capacidades y buen manejo de partidos se va avanzando hasta llegar a Primera División, “Ha sido un camino muy largo, me costó 12 años llegar a Primera División. Comienzas en Tercera y de ahí vas escalando hasta llegar al máximo circuito. Todo depende de la capacidad que demuestres partido a partido. Estuve un año en Tercera División,8 años en Segunda División, donde estuve en 4 finales, 3 años en Liga de Ascenso, silbando 5 finales, Y actualmente llevó 7 meses en Primera División”, dijo.

Antes de llegar al máximo circuito, el árbitro duranguense tuvo buenas actuaciones en finales de la Liga de Ascenso y finales donde se jugaba el ascenso a la Primera División, fue su buen trabajo en esos encuentros el que le abrió completamente el camino a la máxima categoría, “las finales del ascenso fueron muy importantes. La Liga de Ascenso fue un gran proceso de aprendizaje en mi carrera arbitral. Sin duda alguna, el poder dirigir finales en la división de plata me dieron la madurez y plena seguridad y confianza de que puedo dirigir en el máximo circuito”, aseguró.

En ese camino al máximo circuito Marco tuvo varios encuentros complicados pero sin duda alguna el que más recuerda es el de la final de ascenso entre Coras de Tepic ante Necaxa, “A lo largo de mi carrera he tenido muchísimos partidos complicados. Pero sin duda el partido que me dejó huella y lo tengo muy presente, es el partido de la final de ascenso del torneo Apertura 2014, entre Coras de Tepic y Necaxa. En ese partido sucedió de todo, expulsión, penales, tiempos extras, empates de último minuto y definición del campeón en tiros desde los 11 pasos”, afirmó.

EL DEBUT EN LA PRIMERA DIVISIÓN

Marco Ortiz Nava nos cuenta los sentimientos que tuvo al momento de dirigir su primer encuentro en el máximo circuito y es que lo hizo en el Estadio Olímpico Universitario, 14 años después de haberse iniciado en canchas de futbol rápido, ahora estaba en uno de los escenarios con mayor historia del futbol mexicano, cumpliendo su sueño, silbando en la Primera División, “ mi debut en el máximo circuito fue extraordinario, maravilloso, difícil poder darte el calificativo exacto a las sensaciones que tuve en ese momento. Pues era el premio y recompensa a todo el trabajo hecho durante tanto tiempo”, afirma.

Como todo apasionado y amante del futbol Marco “El Gatillo” Ortiz si tiene un equipo favorito dentro del futbol, por eso al cuestionarle quién era su escuadra favorita dijo, “Sí claro, desde luego que sí, mi equipo favorito es el mejor y el que siempre gana, es ‘EL EQUIPO ARBITRAL”, dijo.

LO QUE VIENE

El trabajo de “El Gatillo” no termina con el hecho de haber llegado al máximo circuito, va en busca de sus siguientes objetivos como lo es el gafete internacional que otorga FIFA y así poder dirigir una Copa del Mundo, “lo que sigue para mí es seguir trabajando fuerte, hoy por hoy en mi reciente llegada a la Liga MX mi meta a muy corto plazo es volverme un árbitro confiable para la Comisión de Árbitros y poder dirigir el mayor número de partidos de la mejor forma, después con el buen trabajo poder competir por un gafete FIFA. Y más delante ser el mejor árbitro de México para aspirar a participar y competir en una Copa del Mundo”, agregó.

AGRADECIMIENTOS

Marco no olvida a quien siempre lo ha apoyado para lograr y cristalizar sus sueños tanto en lo profesional, como en lo personal. Y es que sin duda sus padres han sido las personas que más lo han motivado a cumplir sus objetivos, “agradezco principalmente a Dios, sin Él nada sería posible. Y desde luego a mis padres, ellos son los principales causantes de todo esto, me han enseñado todo lo que sé y me han apoyado en todo momento” afirmó.

Finalmente, el colegiado duranguense se despidió de todos y cada uno de los duranguenses que están cerca de alguna manera de sus actuaciones, “saludos a toda la Comunidad Duranguense,agradecerles por el apoyo e invitarlos a que sigan al pendiente de las actuaciones de un servidor”, finalizó.

 

ENTÉRATE

Marco Antonio Ortiz Nava es hijo de otro gran árbitro y principal causante de que muchos jóvenes duranguenses puedan estar silbando a nivel profesional en divisiones inferiores y buscando la oportunidad de llegar al máximo circuito, Marco Antonio Ortiz Vargas, que además practico el futbol con el ITD obteniendo muchos logros.

NÚMEROS

Clausura 2016
5 son los juegos en el que el duranguense ha tenido participación en el presente torneo.
3 juegos son en los que ha impartido justicia como juez central.
2 ocasiones ha fungido con la responsabilidad del cuarto oficial.
19 tarjetas en total ha sacado en el presente certamen del futbol mexicano.
16 han sido tarjetas amarillas.
2 ocasiones ha sacado una doble amarilla en el Clausura 2016 el colegiado duranguense.
2 tarjetones rojos son los que ha sacado en este torneo.

Comenta con Facebook

One comment

  1. Primero qenada felisitarlo por rl gran ejenplo palos durangenses y qe siga adelante con sus metas y sueños y ojala ma adelante pudiera serbir de ejenplo y trstar deqe jovenes durangenses se inbolucren en el arbitraje bueno animo y qe lesiga yendobien

Comments are closed.