Loading

Hechos en Durango: Daniel Corral, el “Pájaro” en el futbol

Con una gran trayectoria en el mundo futbolístico, Daniel Corral es uno de los máximos exponentes del futbol local a nivel profesional

Carlos Villalobos

Daniel Corral Núñez, también conocido como el “Pájaro”, es un ex jugador profesional de futbol que tuvo la oportunidad de ser uno de los pocos duranguenses que ha dejado huella en los libros de la historia del futbol nacional, sobre todo en las memorias del Club de la Chivas de Guadalajara.

Todo comenzó un 12 de enero de 1967 cuando Daniel vio por primera vez la luz, al nacer en tierras duranguenses, sin saber nadie en ese momento que acababa de nacer un gran deportista y sobre todo extraordinario futbolista.

Sus inicios en el mundo del deporte, se dio como se da en la mayoría de los jóvenes, en sus escuelas y cuando Daniel estudiaba en la escuela primeria Miguel Ángel de Quevedo tuvo su primer contacto con el futbol, mismo que años más adelante le cambiaría la vida por completo.

Continuó jugando de manera amateur mientras continuaba con sus estudios en la secundaria ETI101 y la preparatoria en el CBITS 89, épocas en las que ya se empezaba a destacar como una gran promesa, pues ya había ganado en varias ocasiones competencias, entre ellas una nacional en el año 1984: el gran torneo Nacional Benito Juárez el cual se disputó en la Ciudad de México.

Fue esta exitosa competencia y logró que le abriera las puertas a un nuevo mundo que poco a poco lo iba acercando más a su gran sueño: el profesionalismo.

SELECCIÓN AMATEUR

Cuando las cosas mejor iban para el joven Daniel, llegó una de las oportunidades que más valor tuvieron para él, el hecho de llegar a la Selección Nacional Amateur y competir en una disputa internacional, en los grandes Juegos Centroamericanos del Caribe del año de 19887.

“Fue un orgullo representar a mi país en esa competencia, me sentí tan bien y muy orgulloso del lugar en el que estaba”.

Sin embargo, esa competencia tuvo un final completamente inesperado, pues los representantes del “Tri” terminaron cayendo ante el conjunto de Cuba, por lo cual terminaron trayéndose una muy honrosa medalla de plata.

“El resultado no fue para nada bueno, ni esperado; sin embargo, la experiencia y el conocimiento adquirido en esta justa deportiva realmente nunca lo olvidaré”.

Después de esta gran experiencia y dándose cuenta de que realmente quería inclinarse por el mundo del futbol como un medio de vida, decidió abandonar el nido y empezar a probar suerte donde fuera, ya que para que los sueños se cumplan, se tienen que hacer grandes sacrificios.

EL EQUIPO DE LA FRANJA

Fue así que después de tomar esa gran decisión llegó al conjunto de los Camoteros del Puebla, en donde tuvo que esperar un largo y muy duro año para llegar al profesionalismo, pues después de estar en las reservas del club, su oportunidad por fin había llegado.

“La espera fue muy grande, pero al fin llegó esa importante oportunidad. La cual no pensaba desperdiciar”.

Fue exactamente en el año de 1987 cuando Daniel Corral hizo su primera gran aparición en la Primera División, a donde no cualquiera llega, y cabe mencionar que una vez que apareció no volvió a probar el amargo sabor de la banca.

Además cabe señalar que, aunque no fue mucho el tiempo que estuvo con los de la franja, logró uno título de Copa, lo que hoy en día parece imposible para este conjunto, Daniel es uno de los pocos que puede presumir haber sido campeón con el conjunto del Puebla.

TIGRES

Después de una gran temporada y de haber levantado el cetro de campeón en el formato de Copa que existía en ese entonces, un equipo con un poco mayor de trascendencia se fijó en él y se hizo de sus servicios por todo un año, este plantel fue el conjunto de los felinos, con los que tuvo la oportunidad de disputar en una ocasión el así llamado “clásico del norte”.

“Es una pasión distinta la que tiene la gente de Monterrey por este deporte, sobre todo cuando se trata del clásico”.

Su estancia con los felinos, fue también breve, pues solo estuvo en el club un año, esto porque el que para muchos es el mejor equipo de México se hizo del jugador, quien estaba muy cerca de alcanzar su máximo nivel y su mejor momento.

CHIVAS

Fue de esta manera como llegó al conjunto rojiblanco del Chivas en donde estuvo por un total de cinco años, en los cuales logró disputar un total de nueve liguillas teniendo como máximo logro llegar hasta las semifinales.

Además de esto, en su estancia en Chivas tuvo la oportunidad de convivir con grandes jugadores, tanto como rivales, así como compañeros, entre los cuales destacan los nombres de figuras como Javier Aguirre, Benjamín Galindo, entre otros; mientras que también le tocó enfrentar a grandes figuras como Cuauhtémoc Blanco, Germán Villa, Carlos Santos, Mauro Camoranessi y el gran referente del futbol mexicano, Hugo Sánchez.

Daniel admitió que los tiempos han cambiado mucho con referente al “Clásico Nacional”, ya que en sus tiempos eran partidos que se jugaban a muerte y que era prácticamente imposible imaginar ver a un jugador del Chivas pasar al América y viceversa y quien vivió eso de primera mano fue Javier Aguirre.

“Antes era más romántico, de hecho, Javier Aguirre la sufrió mucho porque él estuvo en América, igual que Oswaldo años más tarde y la verdad sufrieron para ganarse a la afición, pero al final fueron bien aceptados por todos”.

Durante su estancia en Chivas fue cuando estuvo más cerca de llegar a porta la camiseta de la categoría mayor de la Selección Nacional, sin embargo, hubo un pequeño detalle que le impidió cumplir este sueño.

“Era muy entrón y apasionado, lo que de repente me costaba ser expulsado y esa fue una de las razones más importantes por las que no logré llegar a la Selección”.

Sin importar esto y el hecho de no haber logrado levantar un título de campeón de liga, Daniel tiene un lugar muy especial para las Chivas en su corazón y en su memoria.

“Fue la etapa más importante de mi carrera”. Cabe mencionar que, durante esta época, Daniel tuvo la oportunidad de disputar un total de 14 “clásicos de clásicos”.

Después de esto pasó por varios clubes como Correcaminos y Santos Laguna, con los cuales estuvo solo un año y termino su carrera profesional con el Veracruz donde permaneció tres años.

 “Una de las cosas más importantes que te deja el futbol, son las amistades que uno genera, por ejemplo, yo sigo en contacto con Benjamín Galindo y José María Vaquero”.

ACTUALIDAD

En este momento Daniel que cuenta con 51 años de edad, quien recordó con gusto grandes momentos de su pasado, incluso el origen de su apodo, el cual se debe a que imitaba al gran arquero Prudencio Cortés apodado el “Pajarito”, y al llegar al profesionalismo se ganó el apodo porque le gustaba mucho aventarse las famosas “palomitas y chilenas”; se encuentra muy feliz colaborando con el Instituto Municipal del Deporte (INMUDE) impartiendo su conocimiento y experiencias a los más jóvenes de la localidad.

Cabe mencionar que cuando Daniel se retiró, realizó el curso para convertirse en director técnico, pero por el momento no le ha llamado la atención ese aspecto del deporte; sin embargo, no descarta la posibilidad de llegar a dirigir en algún momento.

Finalmente, Daniel finalizó con varios mensajes para los jóvenes para que no dejen de practicar deporte y a los que no lo practiquen a que lo hagan.

 “El deporte nos ayuda en todos los aspectos, principalmente a formar buenos ciudadanos”.

Comenta con Facebook