MINUTO X MINUTO

Martín Simental, gran figura del balompié duranguense



El “Camacán” tuvo una corta pero fructífera carrera en el balompié nacional

La entrega y pasión que se le dedica a un deporte tarde o temprano comienza a rendir frutos, así es como han salido del cascaron algunos deportistas que llegan a triunfar en sus carreras sin tenerlo planeado.
Martín “Camacán” Simental fue y es un futbolista que siempre amó el deporte de las patadas, pues desde pequeño el nacido en Durango tenía bien claro sus objetivos de llegar a ser profesional, lo que consiguió con la escuadra de Santos Laguna donde realmente triunfo en la década de los noventas y pasar por otros grandes equipos como América, Toluca, Atlético Mexiquense y Toros Neza.
La experiencia que tomó Martín al jugar en el máximo circuito del balompié nacional fue mucha, pues fue compañero de grandes jugadores como Hugo Sánchez en América y Antonio Mohamed en Toros Neza.

LOS INICIOS

Martín Simental siempre gustó de jugar futbol, lo hacía en la calle con sus amigos de la colonia Insurgentes y fue por méritos propios que llegó a incursionar en el máximo circuito del balompié nacional, después de haber jugado con equipos en algunas ligas locales donde demostró gran talento en la delantera.
“Desde niño me gustó el futbol, siempre lo practiqué, donde fuera, en la calle en una cancha, siempre que había un balón nosotros nos emocionábamos y pues a jugar, ahí fue creciendo el gusto por este bonito deporte”, comentó.
Asimismo, explica cómo se dio el mote de “Camacán”, esto gracias a un tío. “Cuando era niño tenía un tío, que cuando me iba a la cama a dormir me llevaba a mi perrito, y mi tío me decía “cama de can” por llevarme a dormir al perro conmigo, y ya cuando empecé a jugar en el barrio la raza me decía “Camacán” pero era por la cama del can”, recordó.
Posteriormente el haber incursionado en algunas ligas locales, Martín fue llevado a jugar fuera de Durango, donde fue visto por el equipo de Santos Laguna quien rápidamente le mandó llamar para realizar algunas pruebas. “Yo no tuve iniciación en una escuela de futbol, mis inicios se dieron en la calle con los amigos, con la raza y fue gracias a ello que se fijaron en mí y gracias a Dios se me dio la oportunidad de jugar como profesional”, sostuvo.

EL PROFESIONALISMO

La oportunidad no tardó en llegar en el profesionalismo y es que el duranguense rápidamente se enroló con el equipo de Santos Laguna donde fue compañero de grandes jugadores como Ramón Ramírez y del hondureño Dolmo Flores. “Con Santos viví una bonita etapa de mi vida como jugador profesional, pues fue el equipo que me abrió las puertas y me permitió mostrarme en el máximo circuito”, mencionó el duranguense.
Fue en la temporada 91-92 donde el delantero duranguense mostró su mejor futbol en la escuadra de Santos Laguna, lo que lo llevó a estar en la mira del América, convirtiéndose en el primer jugador santista en ser adquirido por el cuadro azulcrema. “En esa temporada le marqué tres goles al América en un partido, sin duda es una de las cosas que más me marcaron en mi carrera por la institución que es y creo fue eso lo que les convenció para que adquirieran mis servicios”, recordó.

OPORTUNIDAD CON AMÉRICA

Después de la gran temporada que realizó con el cuadro de Santos en la 91-92 Martín regreso a vacacionar a Durango con la convicción que regresaría con el equipo albiverde, sin embargo, su destino le tenía preparada otra cosa. “Cuando acabó aquella temporada yo regresé a Durango después de haber hablado con el presidente de Santos que me dijo que yo me fuera tranquilo que seguiría con el equipo la siguiente temporada”, recordó.
Pero el destino le tenía preparada otra cosa al duranguense, pues recuerda que el día del draft del futbol mexicano, su hermano le informó que en la televisión habían dicho que lo había contratado el América. “Me acuerdo que aquella vez yo estaba jugando en la calle con la raza del barrio y salió mi hermano gritando que me había comprado el América, que lo había visto en la tele, la verdad yo no lo creí hasta que corrí a verlo y ya posteriormente me habló el presidente de Santos para informarme”, dijo.
Al cuadro azulcrema llegó el duranguense como el jugador más caro de ese draft, por encima de Hugo Sánchez y Germán Martelotto quienes también llegaban al equipo americanista como fichajes bomba, sin embargo, el “Camacán” casi no recibió oportunidad de jugar pues “Zague”, Hugo y otras figuras eran los titulares indiscutibles.

OTROS EQUIPOS
Después de su breve recorrido con el América donde tuvo poca oportunidad de mostrarse fue vendido a Toluca donde también tuvo pocas oportunidades para posteriormente pasar a Toros Neza donde jugó al lado de un joven talento argentino como lo era Antonio “Turco” Mohamed, “Después de mi paso por Toluca y Toros Neza me casé y decidí retirarme a los 28 años de edad pues emigré a los Estados Unidos donde viví un tiempo con mi esposa, después Toluca me buscó para jugar en Primera División “A” con Atlético Mexiquense, pero la verdad yo quería estar en el máximo circuito así que lo rechace y elegí a mi familia”, acotó.

EL AHORA

En estos momentos Martín “Camacán” Simental trabaja y continúa practicando futbol, tan así que ayer sábado fue parte del clásico de leyendas celebrado en el estadio Francisco Zarco, además funge como árbitro en las Ligas Soccer Plus Florida Soccer.