MINUTO X MINUTO

EL ARPA DURANGUEÑA COMO INSTRUMENTO DE IDENTIDAD MUSICAL



La afición por el arpa, marcada por la herencia y el gusto personal, no por la interpretación pública, carecía de una visión formal de rescate de la identidad musical durangueña.

Partiendo de la definición de identidad como el conjunto de rasgos característicos de un individuo o una colectividad; conciencia de aquello que nos hace ser distintos, o la respuesta a preguntas como: ¿quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿qué quiero ser”, la reactivación del arpa tradicional, sus formas musicales y estilo de ejecución, como una parte de la historia regional es sumamente importante.

La interpretación “vernácula” del arpa reflejó el espíritu de toda una época. Con ello, su estudio hablaría del ámbito social, económico, político y cultural de la sociedad de Durango como su contexto.

Considerando el hecho cultural de la música de arpa y la importancia de recuperar el sentido social que tuvo hasta su casi desaparición, resultaba lógico enfocar el trabajo de su reactivación a través de una escuela para niños y jóvenes.

A partir del año 2005 se origina en Durango el proyecto de la 1ª Escuela de Arpa Tradicional de Durango, con la finalidad de recuperar la ejecución del arpa y darle un sentido y significado social al reintroducirla y otorgarle un espacio en el ámbito artístico-cultural local. Dicha propuesta busca acercarse lo más posible a las características interpretativas que la distinguieron en la región, además de conocer y aprender los diferentes estilos y técnicas de ejecución evolucionadas en otras regiones de México y otros países de gran tradición arpística para lograr un mejor desarrollo de ejecución técnica del instrumento. De manera general, la 1ª Escuela de Arpa Tradicional de Durango, centro de enseñanza artística incorporado al ICED desde el año 2009, establece como actividades primordiales la enseñanza, la promoción y difusión del arpa tradicional en los diferentes estilos desarrollados en Latinoamérica.

Para el fortalecimiento de dichas actividades se ha diseñado el Programa de Estadías Arpísticas, donde participan de manera periódica intérpretes de primer nivel provenientes de otros países y de México: se invita periódicamente a maestros arpistas extranjeros de renombre para realizar intercambios de orden artístico-cultural. Cada año se realizan por lo menos tres estadías, con duración de dos a tres meses cada una de acuerdo a la disposición de los maestros invitados, los cuales deberán involucrarse de manera formal

en actividades de enseñanza del arpa (cursos intensivos), promoción y difusión de su trabajo artístico, programación de conciertos y presentaciones en diferentes espacios culturales dentro y fuera del estado de Durango, además de conducir a los alumnos destacados en la realización de su producción discográfica.

También, se organiza anualmente –hasta la fecha– un Festival Internacional de Arpa al que se invita a los máximos exponentes de este instrumento en sus diferentes géneros y estilos, incluyendo dentro de su programación eventos como un curso-taller de fabricación de arpas, la presentación de producciones discográficas y publicaciones, exposiciones, conferencias y sobre todo la participación de los alumnos más avanzados de la escuela para mostrar sus avances como solistas en el arpa y el trabajo de ensambles.

Este festival se desarrolla en diferentes recintos y espacios culturales de la ciudad, así como en los principales municipios del estado de Durango. En él han participado experimentados arpistas provenientes de Argentina, Paraguay, Venezuela, Chile, E.U. y México, bajo la coordinación general de la 1ª Escuela de Arpa Tradicional de Durango y el financiamiento de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, el ICED y de la iniciativa privada.

La música tiene como finalidad la expresión y creación de sentimientos, pero también la transmisión de ideas y de una cierta concepción del mundo.

En la Primera Escuela de Arpa Tradicional de Durango creemos que esa identidad regional conserva, en esencia, rasgos que junto con la música volverán a aflorar. Creemos también que el gusto por escuchar e interpretar el arpa es parte de nuestra forma de ser y que la apuesta por formar nuevos arpistas contribuirá a la reactivación de este instrumento distintivo de México y de América Latina.

Como señalan en su artículo Hormigos y Cabello: “La música como forma de expresión simbólica, amén de producto cultural privilegiado, deviene en objeto de análisis, en especial en cuanto a su capacidad de gestar y amalgamar identidades”.

Comentarios: arpaquique@hotmail.com

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.