Loading

BABY DRIVER

Por Marco Antonio Olaguez Bayona

¿Qué pasa cuando se fusionan géneros? ¿Qué pasa cuando un director se arriesga y decide realizar una propuesta atrevida? ‘Baby Driver’, eso pasa. Y no es que ‘Baby Driver’ posea una trama que no hayamos visto nunca, el mérito de ‘Baby Driver’ reside en lo original de su presentación, y es que estamos ante un musical de acción con muchísimo estilo. Digo, cualquier película que tenga como banda sonora a Barry White, Queen, Blur, Beck y Jon Spencer vale totalmente la pena simplemente por incluirlos, si a eso lo complementas con una historia de amor, grandes actuaciones y trepidantes persecuciones de autos, estamos entonces ante un híbrido muy interesante, como si Quentin Tarantino dirigiera una película romántica.

La historia nos presenta a Baby, un joven conductor endemoniadamente habilidoso que tiene una deuda con un mafioso y trabaja para él, hasta ahí su vida transcurre normal, pero conoce a Deborah, una joven bella y encantadora con quién se siente tan bien que decide salirse del negocio, lo cual evidentemente le va a traer problemas y va a tener que hacer un último trabajo para lograrlo. ‘Baby Driver’ tiene un gran mérito, pues su director Edgar Wright le imprime un estilo Cool pero pulcro en todas las secuencias de acción, el cast está muy bien, Kevin Spacey, Jamie Foxx, Jon Hamm, Ansel Elgort, Lily James, vaya, hasta Eiza González hace un papel correcto, y si eso no fuese suficiente sale Flea, si el bajista de Red Hot Chili Peppers. La fotografía es excelente, y ni que decir de la mezcla de sonido, pero lo mejor es el diseño orgánico de las persecuciones que tienen una sincronía impecable, aquí es donde se nota que ‘Baby Driver’ está hecha con cariño.

Y no, ‘Baby Driver’ no es una película que será recordada por la profundidad en sus diálogos, o por su mensaje que busque cambiar al mundo, no es ese tipo de película, ‘Baby Driver’ es diversión pura, dista de ser una película perfecta, sin embargo tampoco es una película idiota, ‘Baby Driver’ es entretenida de principio a fin, una excelente propuesta y sin duda de lo mejor de los últimos tiempos, no la considero una obra maestra, pero sin duda el tiempo la va a encumbrar como una película de culto, pues ‘Baby Driver’ es un ejemplo de como el estilo puede estar al servicio de la cinematografía. Que disfruten la película.

Comenta con Facebook