Loading

Derroche de pasión

El pianista ruso Ilya Maximov, quien es poseedor de un impecable talento y una gran sensibilidad, se presentó en el Teatro Ricardo Castro.

La increíble sinceridad, pasión y desenvolvimiento se observó al ejecutar las piezas Sonata A minor K310 de W.A. Mozart y Sonata D major op.10 n.3 de
L. V. Beethoven.

Para la segunda parte del programa, después del breve intermedio siguió con Elegía op.3 de Rachmaninov y Sonata n.6 op.82 de Prokofiev demostrando por qué es considerado uno de los pianistas jóvenes más prometedores del momento y dejando un grato sabor de boca entre los asistentes.

Es importante mencionar que es ganador de múltiples competencias en Italia, España, Estados Unidos y Escocia. Además de que ha actuado ante públicos especializados de Europa, Asia y América, donde ha pisado escenarios representativos de la cultura mundial como: el Salle Cortot en París, el Carnegie Hall en Nueva York, la Sala de Cámara de la Filarmónica de Berlín, la sala Morinomiye Piloti en Osaka, el Esplanade Hall en Singapur, el Teatro Roldán en La Habana, el Palacio de la música de Valencia y el de Barcelona, la Real Academia de Bellas Artes en Madrid, entre otros.

Comenta con Facebook