Loading

El complemento museos y turismo cultural

La definición de un museo por parte del Consejo Internacional de Museos, ICOM, (artículo 2) es: “Un museo es una institución de carácter permanente y no lucrativo al servicio de la sociedad y su desarrollo, abierta al público que exhibe, conserva, investiga, comunica y adquiere, con fines de estudio, educación y disfrute, la evidencia material de la gente y su medio ambiente”.

 

Por su parte, según la SECTUR,  el turismo cultural se define como aquel viaje turístico motivado por conocer, comprender y disfrutar el conjunto de rasgos y elementos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o grupo social de un destino específico. Los turistas con interés especial en la cultura, corresponden al segmento del Turismo Cultural, es decir, su tamaño y valor son directamente imputables a los valores culturales del país que motivan a los turistas a realizar un viaje.

 

Según Jorge Bernardez López, los gestores culturales utilizan las mismas técnicas de gestión que cualquier otro profesional con responsabilidad sobre la administración de recursos con unos objetivos determinados. Sin embargo, la aplicación de la gestión a la cultura tiene unas especificidades que permiten hablar de gestión cultural.

 

Estas características son: el alto grado de intervención del sector público en cultura con el objetivo de garantizar la accesibilidad de la población; las diferencias en el tamaño de las organizaciones culturales (consecuencia de la dispar aplicación de los avances tecnológicos en las distintas actividades culturales, lo que limita su capacidad de generar -y de disponer- de recursos); y, por último, la influencia (en teoría, prácticamente nula) del gestor cultural sobre la creación del bien o servicio cultural (la variable producto del marketing), lo que constituye para los profesionales de la gestión cultural un reto al que no se enfrenta ningún otro gestor.

 

Una vez analizados los dos conceptos, tanto de gestoría cultural, como de turismo cultural, esta clase se relaciona en que el gestor cultural es una persona que, entre otras acciones, promoverá por difundir lo que nos da identidad y es precisamente eso que nos da identidad, lo que le interesa al turista, el cual por eso viaja desde lugares muy remotos para conocer una cultura muy distinta a la suya, pero no por eso menos importante.

 

En este mismo contexto, un turista cultural viajará a cierto lugar, motivado por conocer las diferentes manifestaciones culturales, tanto en patrimonio material e inmaterial: gastronomía, arquitectura, leyendas, historia, tradiciones, artesanías, fiestas tradicionales, zonas arqueológicas, entre otras manifestaciones que distinguen a un lugar de otro.

 

No es casualidad que en los últimos años, el turismo cultural se haya posicionado en nuestro país y hoy en día sea reconocido como tal. Programas como: Mundo maya, Tesoros coloniales, Pueblos mágicos, Ciudades Patrimonio, son un claro ejemplo de que este rubro seguirá creciendo y todos estos lugares seguirán siendo frecuentados tanto por turistas locales, como nacionales y extranjeros. Por lo tanto, a diferencia de años anteriores, en que el turismo sol y playa era un referente único, la gente ahora le toma también importancia a conocer, aprender, vivir una experiencia única, convivir como si fuera parte de una comunidad, comprar artesanías y degustar un platillo regional, etc.

 

Los gestores culturales por lo tanto, debemos ser también turistas culturales porque no podemos recomendar o darle promoción a algo que no conocemos, y con esto me refiero nuevamente a nuestro vasto patrimonio tanto tangible como intangible. No podemos planear ninguna actividad en base a algo que no le tenemos cierto afecto o conocimiento, por lo tanto, considero que para poder lograr un proyecto exitoso tanto la gestión como el turismo cultural, van de la mano.

 

A propósito:

Será hasta el 30 de julio cuando esté abierta la exposición temporal, que realiza el Museo de la Ciudad, dentro de las fiestas del 455 aniversario de la ciudad, la cual lleva como nombre: “Casas de Durango. Una mirada al pasado”.  Aquí tendrán la oportunidad de conocer muebles, cuadros, fotografías, vestidos, accesorios, juguetes, y un sinfín de objetos históricos del Durango antiguo, propiedad de varios vecinos de esta entidad.

Comenta con Facebook