Loading

El tiempo es su camino…  La Pasión según San Mateo

Por motivo de la semana Santa, dedicaré un artículo especial a esta obra. La Pasión según San Mateo, es un Oratorio compuesto por Johann Sebastian Bach, entre 1727 y 1729 aproximadamente, de hecho es la obra de más larga extensión creada por este compositor.  Bach era muy apegado a la religión, de hecho siempre trató de vincular su música con la imagen de Dios como un modo de acercarse a Él, si bien Bach era un profundo creyente, esta idea de usar la música como un medio para alabar a Dios era netamente propio de la corriente Luterana Protestante del Cristianismo, que era la religión a la que Bach pertenecía.

Para Martín Lutero el arte en función de la religión tuvo dos cambios radicales, por un lado la eliminación de imágenes excesivas en el culto, ya que el catolicismo dentro de su prédica es una religión muy iconoclasta, y en contraste una intensificación en el uso de la música tanto para la práctica litúrgica como para la enseñanza de la doctrina. De ahí que esta religión tiene una estructura muy compleja en cuanto piezas musicales y obras que deben utilizarse para cada oficio religioso, de hecho el mismo Lutero compuso diversas piezas, para los primeros años de la práctica protestante.

En el Barroco, que está muy vinculado con el movimiento de Contrarreforma que promulgó la Iglesia Católica, mientras la plástica (pintura, arquitectura y escultura) tuvo un tremendo auge en las naciones católicas como España o Italia, la música tuvo un gran esplendor en los territorios sajones que adoptaron el protestantismo.

Dentro de los diversos tipos de obras musicales que se estipularon para el oficio, los protestantes necesitaban para la Semana Mayor la realización de la Pasión, que es una obra musical que dramatiza todos los acontecimientos bíblicos que representan la Pasión de Cristo, cabe aclarar que esta dramatización no recurría a una puesta en escena con vestuario y escenografía, sino a una obra monumental para coro, orquesta y solistas vocales que representan a los diversos personajes que intervienen en el relato, tales como la voz del Evangelista (los textos deben respetar la historia tal como la narre alguno de los cuatro evangelistas), Cristo, San Pedro, Poncio Pilato, etc., y el coro que alterna cantos como el pueblo testigo de los hechos y otros que funcionan a modos de oraciones e himnos.

Se sabe que Bach compuso al menos cuatro Pasiones una sobre cada evangelio, pero dos están extraviadas, y dos siguen vigentes: La de San Juan y la de San Mateo. Esta última pudo haber corrido la misma mala fortuna de las dos primeras, de no ser por el intensivo trabajo de investigación que hizo el compositor Romántico Felix Mendelssohn que la rescató y la reestrenó en 1829.

Más allá de desconocer las otras dos, se sabe que la Pasión según San Mateo, fue tal vez el proyecto más ambicioso encarado por Bach, de entrada la dotación de músicos es monumental: dos coros, dos orquestas y voces solistas. Con una extensión promedio que oscila entre las dos horas y media, y tres horas.

La música es de una elaboración sublime, llena de un profundo dramatismo, tan extrema en lo emocional y tan sublime en lo espiritual, que cualquiera puede impregnarse del clima de dramatismo y reflexión que pretende el Cristianismo de sus fieles a partir de la conmemoración de la Semana Santa. La obra es tan fuerte desde lo emocional, que el mismo Friedrich Nietzche, filósofo tan crítico del Cristianismo dijo: “Escuché la Pasión según San Mateo de Bach, y estuve a punto de querer volver a ser cristiano, e incluso si lo hiciera, esa obra sería la única razón por la que volvería a la religión”. Se podría decir que esta obra representa para la historia de la Música Barroca, lo que los frescos de la capilla Sixtina, a la pintura Renacentista.

En esta Semana, más allá de sus creencias religiosas, por la época que se vive, recomiendo que escuchen esta obra, y les sugiero que busquen una traducción del texto (hay miles en internet) para que tengan una mejor apreciación de esta gran creación.

Dudas y comentarios: miguel.burciaga92@hotmail.com

Comenta con Facebook