Loading

¡Energética noche de baile!

DSC_4807> En su primera visita a Monterrey, CAPITAL CITIES hizo estallar la euforia en el Auditorio Banamex.

Texto y Fotos: Ricardo Ramos Navarro (Corresponsal)
Correo electrónico: periodicovictoria@fuerzaerea.com
Facebook: Fuerza Aérea    /   Twitter: @fuerzaerea

Justo a la mitad de la semana, el miércoles 14 de mayo, el dúo estadounidense de indie electro pop CAPITAL CITIES visitó por primera vez la capital regiomontana, en donde ofreció un energético concierto en el Auditorio Banamex ante 2,500 personas.
A BAND OF BITCHES, la banda regia comandada por Jonás de Plastilina Mosh, fue la encargada de abrir el concierto con un set de seis canciones con las que prendieron a sus coterráneos, sobre todo con su hit “45 grados”. Portando sus peculiares máscaras de látex, la banda también aprovechó la ocasión para presentar algunas de sus nuevas canciones.
Posteriormente, a las 21:50 horas, Ryan Merchant y Sebu Simonian subieron al escenario acompañados de un bajista, un baterista y un trompetista; Merchant tocó algunas veces la guitarra durante la noche, mientras que Simonian hizo su parte en el teclado y programaciones, y ambos se encargaron de las voces.
El dúo abrió pista con su éxito “Kangaroo Court”, y siguió con “Origami”, y “Patience Gets Us Nowhere Fast”, con las que de inmediato prendieron al público regio. “Hola, somos CAPITAL CITIES de Los Ángeles, California, ¡¿están listos para bailar?!”, fue el saludo de Ryan Merchant ante los gritos y ovaciones de la gente.
Con una producción muy sencilla, con juegos de luces multi-colores y sin ninguna pantalla, los californianos presentaron casi íntegramente su primer album de larga duración “In a Tidal Wave of Mystery”, y la fiesta sonora continuó con “Center Stage”, “Chartreuse”, “Farrah Fawcett Hair” y su versión de “Stayin’ Alive” de Bee Gees.
La energía siguió en ascenso con “Love Away”, “Nothing Compares To You”, que hiciera famosa Sinead O’Connor a inicios de los 90, aunque en realidad es un tema de la autoría de Prince; “One Minute More”, y “I Sold My Bed, But Not My Stereo”, que hizo estallar la pista de baile.
Luego vino su gran éxito mundial “Safe and Sound” y cerraron con “Holiday”, cover de Madonna; para la despedida, todos se despojaron de sus instrumentos y le pusieron play a un remix de “Safe and Sound” para bailar y brincar sobre el escenario. Los estadounidenses solicitaron a la gente que se quitaran la camisa para ondearla en el aire al son del beat cual si fuera una barra futbolera, con lo que se formó un mosaico energético – multicolor con el finalizaron el concierto minutos después de las 23:00 horas.
Cambio y Fuera.

Comenta con Facebook