Loading

¡Explota Caifanes!

descarga (2)

 

 

 

 

 

 

 

 

Héctor Rosas
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Caifanes aún tiene mucha historia qué contar.
Eso quedó demostrado en la Arena Monterrey ante 15 mil espectadores (cifra oficial) con el concierto que la banda ofreció en su nueva etapa de cuarteto con sus integrantes originales, es decir, sin el guitarrista Alejandro Marcovich, quien dejó el grupo hace días.
En un escenario en el que se puedo ver desde todos los ángulos, Saúl Hernández (guitarra y voz), Alfonso André (batería), Sabo Romo (bajo) y Diego Herrera (teclado y saxofón) escribieron una nueva página de su historia con sus fans de Monterrey.
Pisaron tierras regias por primera vez en 1988 y, como entonces, anoche no hicieron falta las palabras para que Caifanes conectara de inmediato con sus fieles fanáticos norteños, quienes olvidaron el retraso de una hora con que arrancó la velada.
Bastó que los músicos tocarán a las 21:30 horas “Viento” y “Mátenme Porque Me Muero”, los primeros dos temas de la noche, para que la gente se entregara a la banda, una de las más emblemáticas del rock en español y comenzara a disfrutar cada momento.
“Muchas gracias, raza. Hace muchos años Caifanes se bajaron de los escenarios y esta vez Caifanes no se va a bajar de los escenarios por ti, por ti y por ti”,  expresó Saùl para saludar al público, mientras lo señalaba con la mano.
En la primera parte del concierto, que lució una iluminación espectacular apoyada por una enorme pantalla al frente y dos laterales, la banda interpretó sus éxitos “Cuéntame tu Vida”, “Amanece”, “La Vida no es Eterna”, “Para que no Digas que no Pienso en Ti” y “Aquí no es Así”, esta última de su álbum El Nervio del Volcán.
Como lo hicieron recientemente en Durango, Caifanes tuvo anoche como invitado al guitarrista Rodrigo Baills (líder y guitarrista de The Melovskys) para tocar temas como “Perdí mi Ojo de Venado”,  “Los Dioses Ocultos”, “De Noche Todos los Gatos son Pardos”y “Nubes”, entre otras.
A nombre de sus compañeros Saúl siempre se mostró agradecido con el público y en algunas pausas entre canción y canción así lo hizo saber.
Caifanes se ausentó del escenario unos minutos, pero ante los reclamos de sus seguidores regresó para tocar “No Dejes Que” y “La Célula que Explota”, la más esperada de la noche.
“La Negra Tomasa”, fue la elegida para cerrar la velada cerca de las 23:30 horas en medio de la emoción de los miles de seguidores que tras los últimos acordes de la noche aún seguían extasiados.

Comenta con Facebook