Loading

HER

Por Marco Antonio Olaguez Bayona

¿No es maravilloso como se acerca esa época del año en la cual el “amor” acapara los anaqueles de las tiendas? ‘Her’ es una película romántica (si una película romántica), la diferencia es que es de tipo concernista, es decir, es el tipo de película que ofrece un pequeño cambio en los paradigmas socialmente aceptados.

Dicho eso, ‘Her’ es una cinta que centra su argumento en Theodore Twombly (Joaquin Phoenix), un hombre solitario que vive escribiendo conmovedoras cartas a los demás. Tras terminar una larga relación y con el corazón roto, Theodore va desarrollando sentimientos por una presencia femenina llamada Samantha, que resulta ser perspicaz, sensible y sorprendentemente atractiva y además suena como a Scarlett Johansson. Si, lo sé hasta aquí todo normal. Lo interesante de esta historia es que dicha presencia femenina resulta ser un sistema operativo informático. A esto me refería con el cambio en los paradigmas. Y no lo tomes a burla, la gran mayoría de nosotros pasamos más tiempo pegados a una pantalla que interactuando con seres humanos, ¿Sino cómo crees que me estás leyendo?

La película está escrita y narrada de una manera excepcional, hecho que la convierte en una maravillosa experiencia de ciencia ficción realista, cuyo argumento no está muy lejos del futuro más inmediato. La delicadeza de Spike Jonze, guionista y director, traslada el amor al siguiente nivel, aquel que implica la relación de las personas con las máquinas. Dirigida con cariño, como si fuese poesía; y con una fotografía artística y estética vintage, rompedoras dentro del espacio futurista, la película habla de la imparable fuerza de la tecnología, pero también del potencial del amor, capaz de traspasar barreras y pantallas. Joaquin Phoenix borda uno de los papeles más sensibles y cautivadores de la década y Scarlett Johansson pone el resto con su encantadora voz virtual de ángel seductor. Un auténtico regalo para el espectador hambriento de ideas nuevas.

El argumento se lee absurdo, lo sé yo pensaba lo mismo al ver el tráiler, sin embargo conforme avanza el film te das cuenta que tiene magia, estilo, estética y sobretodo es capaz de hacerte reflexionar, partiendo de una calidez, sinceridad y humildad que es difícil ver en una comedia romántica. Sin embargo la gran virtud de ‘Her’ se centra en la reflexión que invariablemente nos presenta, pues es inevitable dejar de imaginar si este puede ser el inicio de una nueva forma de vivir en este complejo mundo, de interrelacionarse, y sobre todo de sentir la vida. ‘Her’ es una experiencia que vale la pena visualizar. Que disfruten la película.

Comenta con Facebook