MINUTO X MINUTO

La magia de la vida

La magia de la vida



Narrada en dos tiempos y con Italia como escenario principal, la autora nos presenta una historia muy bien llevada, en donde pasado y presente se van hilando poco a poco hasta que vidas completamente distantes, se encuentran por esos “hilos invisibles” que se tejen alrededor de ellas, conectándolas y uniéndolas sin importar la distancia, la edad o cualquier impedimento, encontrando así la felicidad tan esperada.
Emilia es una periodista argentina cuyo eje principal de vida es su relación con Manuel, sin embargo para él, ella ocupa definitivamente un segundo plano. Un día Emilia recibe de golpe la noticia que Manuel partirá a Arizona a realizar unos estudios, poniendo una pausa en su relación argumentando que no pasaban por su mejor momento. Emilia caerá en depresión al verse abandonada y tomará la decisión de viajar a Europa, aceptando un trabajo especial que la editorial en la que trabaja le ha ofrecido para llevar a cabo una serie de reportajes gastronómicos, pensando que así podrá superar la ruptura amorosa.
Al llegar a Italia, Emilia busca por encargo de su padre un restaurante para solicitar información sobre una pintura que durante años perteneció a su familia, siendo esta situación la que hará que sin buscarlo conozca a Fedele, quien no sólo terminará con su tristeza, sino que también la enseñará a no dejarse vencer por las adversidades, y a comenzar a disfrutar cada día a la vez.
Fedele, un hombre que ha superado una pérdida terrible, será el hilo conductor para que esta mujer cambie totalmente su perspectiva ante la vida y enfrente con valentía las penas que le esperan sin saberlo, y ella por su parte será quien lo lleve a reencontrarse sin quererlo, con un pasado que de primer momento le causará desconcierto, pero después representará un anhelo largamente soñado.
En paralelo, volveremos al pasado en donde conoceremos la historia de Benito Berni, un hombre lleno de rencor, atormentado por una gran pérdida sufrida en los primeros años de su infancia y cuyo único motivo para vivir, es recuperar lo que le fue arrebatado a su familia durante la guerra, fijándose como meta volver a darle a su hogar (un castillo en Piacenza) el esplendor que un día tuvo y que perdió por la traición de un hombre al que consideraban amigo de la familia y al que buscará sin descanso para vengarse, sin imaginar que esa obsesión acabará con sus posibilidades de ser feliz por muchísimos años, sumergiéndolo en un mundo de amargura.
Un día sin esperarlo, el destino se encargará de cambiarlo todo y hará que Benito Berni se reencuentre con Adela, la única mujer a la que amó en su vida y a quien abandonó por ser hija de su acérrimo enemigo, condenándose a sí mismo a una existencia llena de soledad.
Una novela muy bien escrita, de fácil lectura y llena de situaciones que conmueven pero que al mismo tiempo enseñan, permitiendo al lector viajar a través de los sentidos y de las emociones, haciéndolo descubrir lo mágica que es la vida y lo fácil y bello que es vivirla si nos lo proponemos.