MINUTO X MINUTO

Los centros artísticos y culturales del ICED  y su importancia en la reconstrucción del tejido social

Los centros artísticos y culturales del ICED y su importancia en la reconstrucción del tejido social



En los últimos años se ha estado manejando con frecuencia el concepto de “regeneración o reconstrucción del tejido social”. Lo podemos encontrar en el discurso político de los diferentes niveles de gobierno, así como en la “misión” y “visión” de Organismos No Gubernamentales dedicados a la asistencia social, y hasta en las promesas de campañas políticas…

En dicho discurso, a manera de rezo, se propone la implementación de estrategias y acciones que coadyuven al “rescate” de la sociedad envuelta en descomposición, y de aplicar planes, programas y proyectos que estimulen la cohesión social con el fin de mejorar el ambiente desde el núcleo familiar… Pero sin llegar al final, sabemos que en la práctica tales propósitos no hacen mucho eco más allá del mundo virtual. En la realidad, eso de la “reconstrucción del tejido social”, un tema complejo cuya atención nunca podrá ser a corto plazo, en muchos de los casos es tan solo palabra muerta, atreviéndonos a juzgar que dicho concepto es una frase puesta de moda, utilizada como respuesta paliativa al exigente cuestionamiento por parte de algunos sectores de la sociedad, sobre el grave deterioro social que actualmente padecemos: violencia en su máxima expresión, históricos índices de suicidios, incremento alarmante –como nunca antes se había visto– de drogadicción en población infantil, aparición de drogas sintéticas más agresivas y su venta a plena luz del día, involucramiento de muchos jóvenes en la cadena del narcotráfico como la mejor opción, seguridad revasada por altos índices de criminalidad, corrupción, prostitución, etc.

Uno de los campos que aportan mucho al proceso de reconfiguración social, es sin duda el Arte y la Cultura, aunque también en este campo “no se cantan tan mal las rancheras” con la presencia de algunos padecimientos: ya es común ver proyectos culturales que inician con grandes bríos pero a la vuelta de unos cuantos meses los vemos despilfarrarse con desvarios… Ejemplo claro el de algunas administraciones gubernamentales que han anunciado la creación de “ejércitos de salvación social” a través de la aplicación de proyectos de Arte y la Cultura, pero lastimosamente atestiguamos su torpe encause, diluyéndose en el corto plazo, sea por mera arrogancia, ignorancia administrativa, mentalidad excluyente, falta de experiencia en la gestión de recursos, compromisos políticos, malos manejos financieros, seguimiento deficiente… entre otros males.

Pero en el terreno del Arte y la Cultura, aunque algunas veces se presentan contratiempos, también contamos con la firmeza de algunos proyectos culturales funcionales que están interviniendo, sin tanto alarde, en la problemática social, y en los cuales de manera intensiva, actualmente se trabaja con el propósito de redefinir su consolidación. Me refiero a los llamados Centros Artísticos y Culturales del ICED, que están integrados por las Casas de Cultura, Academias de Enseñanza Artística, Bibliotecas, Teatros y Museos con temática diversa, cuya estructura podemos definirla como un bastión poderoso, un brazo fuerte que abona en buena parte a nuestra necesidad social. Dichos Centros están bajo la responsabilidad del área denominada: Coordinación General de Centros, cuyo titular es el L.I. David Cisneros Pérez, músico que no desconoce los procesos de gestión en la parte artística y profesionista que posee una trayectoria relevante en diferentes puestos administrativos a nivel federal, ahora con la encomienda de llevar a cabo la ingrata tarea reordenar la parte administrativa de dichos Centros, exigiendo resultados, y de realizar todos los ajustes necesarios con el fin de dar sentido de renovación con mayor responsabilidad y compromiso social en el servicio que se presta.

Por lo que se ve, respecto al tema de los Centros Artísticos y Culturales, ha sido la presente administración de Cultura la que ha comprendido su importancia, dándoles en conjunto la categoría de “proyecto integral permanente de intervención cultural”, con el objetivo de brindar la atención intensiva de dos aspectos importantes: Enseñanza Artística dirigida a niños y jóvenes y la Difusión Cultural, aspectos siempre necesarios como herramientas para el despertar de los sentimientos creativos en el ser humano.

Podemos decir que el proyecto de los Centros Artísticos y Culturales del ICED, ha estado recibiendo una atención en su entera dimensión, vislumbrando buenos resultados en este 2017, lo que favorece su posicionamiento y valoración en la sociedad, y que en la reorientación de su práctica seguirá aportando en gran medida a la reconfiguración del tejido social.

Enrique Escajeda González
Gestor Cultural
arpaquique@hotmail.com