Loading

Rescatan vestigios en área de Tula-Tepeji

RESCATE DE RESTOS EN TULA
México.- Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) llevaron a cabo un rescate de restos de construcciones y cerámica que datan de más de dos mil 200 años, y otros de ocupación teotihuacana en el área de Tula-Tepeji, en Hidalgo.

El descubrimiento se dio en un terreno particular en Tepeji del Río, donde los expertos realizaron el rescate de restos de construcciones y cerámica que proporcionan información de la ocupación de ese espacio durante el periodo Formativo Tardío (400-200 a.C.).

También encontraron vestigios de una unidad habitacional teotihuacana, cuya orientación de 15°17’ coincide con la de la gran urbe del Altiplano, informó el INAH, en un comunicado.

El arqueólogo del Centro INAH Hidalgo y coordinador de los trabajos de rescate, Luis Gamboa, explicó que los materiales obtenidos revelan la trascendencia de las culturas asentadas en esa área, previas a la consolidación del Estado tolteca (900-1150 d.C.).

El rescate en Tepeji del Río “habla de la trascendencia del sitio a lo largo de la historia, ya que esta zona se encuentra en una ruta de interacción guiada por el río Lerma, que va desde Colima, pasa por Michoacán, Guanajuato, Querétaro, y que es una vía natural hacia la Cuenca de México, en su parte norte, hasta continuar hacia la región Puebla-Tlaxcala”, puntualizó.

Como parte de los trabajos, los arqueólogos sondearon un área de 20 metros cuadrados, un espacio reducido, y mediante una excavación extensiva se registraron los restos de la unidad habitacional teotihuacana.

De acuerdo con el registro realizado, se trata de un patio abierto, de 2.5 m x 2.5 m, que comunicaba a cuartos. Las construcciones se encuentran sobre un basamento rectangular y datan de las fases Tlamimilolpa y Xolalpan Temprano (dentro de la cronología de Teotihuacan), hacia 300-450 d.C.

Se encontraron tejos y cerámicas típicas teotihuacanas y algunas foráneas, una proviene de San Juan Ixcaquixtla, Puebla, y otro de Xochipala, Guerrero, así como cerámicas grisáceas de doble incisión, las cuales dan cuenta de la amplia red de comercio en épocas teotihuacanas.

De igual forma, sobresalen raspadores y navajillas prismáticas de obsidiana oscura, posiblemente procedente de Zinapécuaro, Michoacán, y un par de fragmentos de moldes de figurillas antropomorfas.

Comenta con Facebook