Loading

Reseña literaria: La ley de los justos

Situados a finales del siglo XIX en Barcelona en donde la Exposición Universal acaba de celebrase, una estela de acontecimientos violentos comienzan a dejar más problemas de los que se pudieran imaginar, los obreros en paro y la violencia anaraquista tienen la ciudad asolada.

Dos familias y sus respectivos conflictos son las que dan vida a esta inigualable historia, los Bonafont y los Ripoll. La trama transcurrirá entre Barcelona y Cuba, en donde el destino de cada personaje entre una familia y otra estará marcado por el infortunio o la victoria de su procedencia social y en donde la mezcla de la ficción y la realidad serán estupendamente manejados dando a quien la lee, una visión clara de todo lo que sucede en una época de cambios profundos para una sociedad.

Aunque es una novela extensa, el autor hace un buen trabajo al aprovechar cada página para relatar mediante capítulos cortos una serie de sucesos que a medida que transcurre la historia van tomando importancia dándole a la trama una sensación constante de emoción, no permitiendo que se creen vacíos en la lectura y haciéndola sumamente ágil.

Al hacer uso de una buena documentación histórica la lectura se torna bastante interesante y aunque el autor se toma ciertas licencias literarias para atraer ciertos sucesos, la narrativa nunca pierde su ritmo.

Personajes muy bien definidos harán que el lector realmente establezca sentimientos de amor y odio con ellos. Los antagonistas como Germán Ripoll y su padre muestran lo miserable que pueden llegar a ser quienes teniendo todos los privilegios a su favor abusan y denigran a quienes están por debajo de ellos, y en donde el logro de sus metas ha de lograrse aún a costa de pasar por arriba de quien sea.

Alrededor de estos personajes que son realmente los malos de la historia y que a lo largo de ella van sembrando injusticias por doquier, tenemos también a nuestros protagonistas Juan Pedro y Candela con la historia de amor central en donde más allá del romanticismo nos adentraremos a la problemática a la que habrán de enfrentarse al pertenecer a familias de un nivel económico diferente.

Muchos otros personajes harán su aparición a lo largo de estas páginas, cada uno de ellos con razones muy específicas para realizar acciones que podrían parecer buenas o malas, pero a medida que avanza la trama el autor logra que todos ellos sean amados u odiados, que se sienta empatía o se les rechace, que se les comprenda o no, todo ello con la finalidad de que la lectura se vuela completamente adictiva.

Una novela en donde se muestra que hay quienes nacen para cargar el mundo sobre sus espaldas y otros para gozar del esfuerzo y el trabajo ajeno. La ley de los justos sin duda atrapa de principio a fin, manteniéndonos enganchados a la historia y quedando gratamente satisfechos al terminarla.  Muy recomendable.

Por Rosa Eugenia Valero

Comenta con Facebook