Loading

Sabor y tradición

Como parte de la Ruta de Nombre de Dios se encuentra una parada en el domicilio ubicado en la calle Coronado # 207, para la degustación de licores artesanales elaborados de leche y frutas, una casa con una fachada pintada en color azul verde, aparentemente común por fuera, sin ninguna publicidad, pero encierra las mejores delicias elaboradas por Doña Alicia mejor conocida como “Inesita”.

Doña “Inesita” con una voz cansada y bordón en mano, después de invitarnos a pasar a su hogar, en donde sólo es tocar a la puerta y al ser abierta inmediatamente nos conducen a la cocina del lugar, plácidamente sentados nos invitó a deleitar los licores que elabora con las recetas de la Familia Bayona que datan de 1919-1920, hojas que si bien se están rompiendo por el paso del tiempo, siguen teniendo vida por medio de las bebidas.

Durante el deleite de los productos hechos en leche en sabores como: almendra, vainilla, nuez, café, coco y aproximadamente 15 sabores con frutas, relató que el tiempo de preparación por ejemplo del licor de guayaba y fresa le lleva una semana, mientras que la granada son dos meses de trabajo pesado, agregando que si alguna de las bebidas se terminan la vuelve a realizar.

“Yo ya no puedo sola, ocupo quien me ayude en los licores de frutas, contrato dos o tres personas del pueblo, aunque yo estoy al pendiente de que lo hagan limpio y que le den el punto que se necesita; lo de leche yo sola lo hago aunque me acueste a media noche; es muy cansado cuando se realiza la fruta cristalizada ahí sí termino con los pies hinchados y toda acalambrada, y estar al pendiente de que no lleguen las abejas porque si me pican voy directo al doctor”, manifestó.

Sobre la procedencia de su materia prima dijo que la fresa, el limón y la guayaba son de Zacatecas, y el membrillo, el durazno, el perón, el higo, el chabacano, la granada y la pera es de la región.

Al ser cuestionada de cómo ha sido su publicidad desde hace aproximadamente 45 años que inició, después de la muerte de su mamá, indicó que su publicidad siempre ha sido de boca en boca, “si les gustan, les dan a sus amistades y luego les dicen en donde vivimos y vienen, ahorita tengo mucha clientela y también envidias, han querido realizar bebidas como las que fabrico y venderlas con etiquetas que dicen “Las Inesitas”, siendo una gran mentira, ya que todo lo que se elabora aquí, se vende en un precio de 100 pesos las de frutas y de 120 los de leche, y es sin etiqueta”.

Durante la entrevista, reveló , algo sobresaliente de sus bebidas, por ejemplo, la de nuez verde ayuda aumentar los glóbulos rojos, al igual existen otras para combatir las enfermedades de las vías respiratorias y hasta el cáncer.

Para finalizar la productora de licores artesanales de Nombre de Dios comentó que el nombre del negocio surgió porque su mamá se llamaba María Inés y su hija se llama Inés y así las bautizaron como “Las Inesitas”.

Comenta con Facebook