Loading

Sala de letras

sala

¿Qué será de ti?
por Lariza Niebla.

¿Qué será de ti?
¿en dónde estarás?
¿con quién estarás?
¿cuántas noches habrás buscado sin encontrar?
¿cuánta pasión tendrás dentro?
sin compartir, sin sentir,  sin explorar…..

¿En quién piensas antes de dormir?
¿qué nombre le susurras a la luna?
¿a quién deseas tener a tu lado?
¿a quién esperan tus brazos?  
¿quién está en tus sueños de noche?
¿quién en tus sueños de día?

¿Sabes que tú estás en los míos?
y que en mis noches de melancolía
cuando anhelo sentirte cerca y besar tus labios,
le grito tu nombre a la luna,
porque ese único beso vive en mi todo el tiempo.

¿Sabes que deseo perderme en ti, en tu mirada?
y volverme una contigo, como la luna se volvió una con el fuego
y la sangre esta noche.
Sí, eso anhelo, eso sueño, eso deseo….

Luna Carmesí
Por Jesús Rafael Sánchez Longoria

Tu silencio, desvela mis pasiones
eres tormenta que arrancó mis entrañas
esperé siglos por un beso.
 
Imprudente amante, distante de tus sueños
tu imagen deambula en mil fantasías
tus ojos, alguna vez, aliviaron mi melancolía.

Volaste lejos, a los abismos de la nada
hoy hace eco, el recuerdo de tus tacones
y el perfume de tu piel, es el aire que respiro.

La luna que vigilaba mis amnesias
se pintó de corazón carmesí,
quizá vuelvas y caminemos juntos
como aquella noche…  por las alamedas.

Mil cosas
Por Adelina Irazema Mora Ayala.

Me perdí en tus manos,
el calor de tu piel, en tus ojos color miel.

Tus labios besando mi verso
conocerte y cambiar mi universo.

Que tan sólo al mirarte me pierdo
sin saber si te tengo o no te tengo.

¡Es mirarte y pensar, en un tal vez!
perderme en ti
o perdernos juntos y pensar mil cosas a la vez…

Mil cosas
Por Adelina Irazema Mora Ayala.

Me perdí en tus manos,
el calor de tu piel, en tus ojos color miel.

Tus labios besando mi verso
conocerte y cambiar mi universo.

Que tan sólo al mirarte me pierdo
sin saber si te tengo o no te tengo.

¡Es mirarte y pensar, en un tal vez!
perderme en ti
o perdernos juntos y pensar mil cosas a la vez…

Azul de Mar
Por Brenda Nava

Y ahí estaba parada
frente a ese azul profundo
agonizante del alma
por fin tranquila
admirando el ir y venir
de las olas
con la mirada constante
en el índigo ausente
bañando sus pies,
serena, callada
perdida en una paz distinta
imposible de olvidar
con la vida en silencio
y la esperanza a gritos
con la magia tiñendo sus cabellos
y el amor robando su cuerpo
perdida en el azul infinito,
había llegado la fe
el universo le susurra en el oído
aquello que deseaba escuchar
con ese lenguaje distinto
que sólo el viento conoce
con esa sabiduría callada
que sólo el tiempo nos da.

Comenta con Facebook

One comment

Comments are closed.